CRÍTICA DE CINE / «Planes para mañana»: Ser mujer

Directora: Juana Macías.Guión: Alberto Bermejo, Juana Macías y Juan Moreno. Intérpretes: Carme Elías, Ana Labordeta, Goya Toledo, Aura Garrido. Duración: 96 min. España, 10. Drama.

 

Restituir la imagen de la mujer, buscarle un hueco, concederle un respiro, modular su voz. Es el objetivo de «Planes para mañana», ópera prima de Juana Macías que complementa el discurso de su último corto, «Frozen Souls». Al plano solitario del macho que dicta sentencia y niega la imagen de su interlocutora le corresponde ahora la imagen de una mujer que busca un espacio que habitar que no sea el de la dependencia emocional. Del monólogo absolutista de «Frozen Souls» a la posibilidad (o no) de diálogo de este filme: si en aquél el hombre elimi- naba a la mujer, aquí ésta le interpela para que la acompañe o para que entienda sus decisiones.
Eso es lo que pretenden, al me- nos, las cuatro heroínas del filme, cuyos destinos se entrecruzan en un día aciago, fértil y fatal a un tiempo. Cuatro mujeres que el azar compone y descompone en un solo retrato de la condición femenina que Macías nunca da por acabado. La cinta es modesta y ambiciosa a la vez, como si lo importante no fuera hacer ese retrato sino los cuatro retratos, concretos, pegados al rostro de una actriz. Por eso se le perdonan deslices argumentales, porque lo importante es el respeto que siente por sus personajes y por quienes los interpretan, poniendo la cámara a su servicio, tan inestable, tan íntima y tan dubitativa como exige la magnitud de sus dilemas morales.