Anna Frank cumple 80 años

La joven Ana Frank
La joven Ana FrankArchivoArchivo

La creadora del diario más famoso del mundo debería de haber cumplido hoy 80 años. La pequeña Anna Frank, que murió en un campo de concentración en Alemania durante el Holocausto, se convirtió sin saberlo en una de las escritoras más jóvenes y más leídas de todo el mundo. Anna siempre soñó con ser escritora cuando fuese mayor y, sin ser consciente de ello, su carrera como autora comenzó cuando ésa vieja libreta a cuadros roja y blanca se publicó bajo el título de “El diario de Anna Frank”. Sus palabras sacudieron al mundo, que tuvo que someterse a las horribles narraciones que la joven plasmaba en su diario. Cuando sólo tenía 15 años, la pequeña enfermó de tifus y murió entre las paredes del campo de concentración de Bergen-Belsen (Alemania), pocos días antes de que se produjera la liberación por parte de los Aliados. Dos años después, en 1947, su padre Otto, único superviviente de la familia Frank, se reencontró con el diario de su hija y decidió compartirlo con el resto del mundo. Anna Frank nació en Fráncfort del Meno (Alemania) el 12 de junio de 1929 en el seno de una familia de patriotas alemanes judíos que habían participado en la Primera Guerra Mundial. Durante la dictadura Hitleriana, la pequeña tuvo que mudarse con su familia a Amsterdam para huir de los nazis. Allí le regalaron un diario por su 13 cumpleaños. Días después su familia tuvo que refugiarse en un escondite (la Achterhuis) situado en un viejo edificio donde su padre tenía las oficinas que dirigía hasta que tuvo que ocultarse. Durante esos años, Ana Frank plasmó en su diario su miedo a ser descubierta, su enamoramiento por Peter van Pels -familia con la que también compartían el escondite-, los conflictos familiares y su vocación como escritora. Poco antes de ser descubiertos por los nazis, Anna comenzó a reescribir su diario para publicarlo tras la guerra pero, no pudo llegar a disfrutar de su publicación. Después de más de dos años viviendo oculta tras el doble fondo de una pared, un holandés delató a los que allí se encontraban y envió a la Gestapo a su escondite. De esta manera, el 2 de septiembre de 1944 la familia Frank fue trasladada a Auschwitz. Mientras tanto, Miep Gies y Elly Vosen, dos de las personas que les protegieron, guardaron el Diario. Anna, su hermana Margot, su madre Edith, la familia van Pels y Fritz Pfeffer -dentista con el que también compartían el escondite- no lograron sobrevivir a los campos de concentración nazi. Sólo Otto, el padre, logró salir con vida. Tras su liberación, su antigua protectora Miep Gies, le dio el diario de Anna que editaría tiempo después con el fin de cumplir el deseo de su hija. EL LEGADO DE ANNA FRANK Desde su primera edición en 1947, ‘El Diario de Anna Frank’ ha sido publicado en 60 idiomas y se han vendido más de 75 millones de ejemplares. Además, el antiguo escondite familiar fue convertido en museo y recibe a más de medio millón de visitantes al año. También se creó la Fundación Anna Frank con el fin de crear una “cultura de la memoria”a través de exhibiciones que abordan temas como el raciosmo, el antisemitismo, los prejuicios y las luchas civiles. Lo más curioso es que Anna nunca creyó en la importancia que tendría su diario. De hecho, la propia Ana escribió en su vieja libreta roja que “nadie, ni yo ni nadie, se interesará por los problemas del corazón de una escolar de 13 años”. Pero se equivocaba. 65 años después, su historia se ha convertido en un símbolo que continúa recordando los momentos más oscuros de la historia.