MENÚ
lunes 27 mayo 2019
03:36
Actualizado

Bankinter negará la entrada de Crédit Agricole en el consejo por ser su rival

Tiempo de lectura 2 min.

07 de febrero de 2008. 00:00h

Comentada
7/2/2008

madrid- En Bankinter se prometen tiempos revueltos. La entrada en su capital de Crédit Agricole ha puesto en jaque al consejo de la entidad, que planea obstaculizar la entrada a los representantes del banco galo en su máximo órgano de gobierno. La entidad que preside Pedro Guerrero alegará motivos de concurrencia, según han confirmado a este diario fuentes del mercado, lo que podría enfervorizar una eventual contienda por el control de Bankinter.
Así, Crédit Agricole, que actualmente ostenta cerca de un 5% del banco español y que está a la espera de que el Banco de España autorice la compra al inversor indio Ram Bhavnani de su 14,5%, podría encontrarse con un problema de ley a la hora de entrar en el consejo de Bankinter, pues el «core business» de uno y otro coinciden.
En el otro lado del terreno de juego se encuentra Jaime Botín, fundador de la entidad, y que, a través de su sociedad Cartival, ha contrarrestado la entrada del banco francés aumentando su participación hasta cerca del 20% y solicitando al Banco de España, del mismo modo que ha hecho Crédit Agricole, la posibilidad de aumentarla al 29,9%, máximo legal sin tener que lanzar una opa. Sin embargo, fuentes del mercado aseguran que esta postura de Botín no es necesariamente defensiva, sino «lógica», teniendo en cuenta que el control del banco sigue en vilo.
Por su parte, Caja Madrid, que posee un 4,78% del capital, es un jugador clave en el partido. Según han confirmado fuentes cercanas a la entidad, la caja se inclinaría hacia el actual equipo gestor de Bankinter, que encabeza Pedro Guerrero, en caso de una pugna por conseguir un asiento del consejo.
De materializarse finalmente las compras hasta el 29% por parte del banco galo y de Botín, el capital de Bankinter quedaría en una situación un tanto comprometida de cara a su evolución en los mercados, aseguran los expertos. Teniendo en cuenta otros accionistas de referencia como la familia Masaveu (con más de un 6%), Société Générale (más de un 3%), los empleados del banco (con cerca de un 5%) y otros accionistas (que poseen entre un 1% y un 3%), el «free float» de la entidad quedaría muy reducido, una circunstancia poco aconsejable para una cotización alegre.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs