FC Barcelona

cON el agua

La Razón
La RazónLa Razón

as escuderías prueban avances de la próxima temporada y Fernando Alonso continúa buscando un volante, mientras en su fuero interno aguarda la llamada de Ferrari, que no se produce. Su entorno negocia a varias bandas y al bicampeón le empieza a llegar el agua al cuello. No hay que descartar el año sabático.

A Luis Aragonés intentan ahogarle con Raúl. Aguanta la presión, ¿o es que dejará fuera de la Eurocopa a Villa, o a Torres, o a Tamudo, o a Joaquín, incluso a Riera o a Güiza, por repescar al capitán del Madrid? No conocen al «Sabio». Es fiel a quienes no le traicionan y deplora a los infieles. Raúl volverá a ser internacional, quizá, cuando Luis ya no sea seleccionador.

Con el agua al cuello están también el Valencia y el Betis, pero porque sus respectivos presidentes se meten en todos los charcos y cuando juegan a técnicos no hacen sino terminar de puntillas para respirar. En tres lustros, «Donmanué» ha fichado una veintena de entrenadores. Muchos cumplieron el contrato; otros no aguardaron a la conclusión, y los menos, cierto es, fueron despedidos con harto dolor de bolsillo, porque el dueño es enemigo de las indemnizaciones. Con Chaparro la Segunda está más cerca, y no es por el técnico.

Desaparecido Jesús Gil, si hay en el fútbol español un presidente triturador, ése es Juan Bautista Soler. En tres temporadas suma cinco entrenadores, siete directores deportivos, tres médicos y tres jefes de Prensa. Tras perder con el Athletic, Koeman dijo que habían tocado fondo. No conoce al Valencia. Se ahoga. Que vuelva Arturo Tuzón.