MENÚ
domingo 20 octubre 2019
23:12
Actualizado

Defensa prepara la entrada de transexuales en los Ejércitos

Eliminará «en breve» la ausencia de genitales masculinos del cuadro de exclusión médica. El Ministerio rectifica y permitirá a los miopes que se hayan operado ingresar en las Fuerzas Armadas.

  • Defensa prepara la entrada de transexuales en los Ejércitos
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

30 de enero de 2009. 01:42h

Comentada
Madrid. 30/1/2009

El Ministerio de Defensa hará pública «en breve» una orden ministerial para modificar el cuadro de exclusión médico para el ingreso en las Fuerzas Armadas, que incluirá la eliminación de la ausencia de pene como condición excluyente para ser militar, tal y como adelantó LA RAZÓN en exclusiva el pasado mes de agosto.

Según fuentes del departamento que dirige Carme Chacón, la revisión de este cuadro no sólo comprende lo referido al aparato urogenital, sino que un comité de médicos militares están realizando un análisis completo de todos los apartados (más de 140) para actualizar los motivos por los que no se puede ingresar en las Fuerzas Armadas. Lo cierto es que esta revisión viene motivada por el caso de un transexual que en 2007, siendo mujer, intentó entrar en el Ejército como hombre y se le rechazó precisamente por no tener genitales masculinos.

El caso suscitó una gran polémica por cuanto se producía un choque entre la legalidad civil y la militar, dado que civilmente una persona puede ser del sexo contrario al que indica su fisionomía, pero si sus condiciones físicas no cumplen con lo que especifican las Fuerzas Armadas, queda excluido. Según fuentes ministeriales, el texto está siendo revisado minuciosamente y esperan que en los próximos días se pueda hacer público, de cara a futuras convocatorias de plazas para ingreso en los ejércitos.

En la última, el pasado miércoles, la ausencia de pene seguía apareciendo como motivo de exclusión. El análisis detallado de cada apartado, aseguran estas fuentes, también incide en que este motivo debe tratarse según el caso concreto de cada aspirante a entrar. Primero, argumentan, porque se analizan una serie de causas físicas y psíquicas más allá de la mera ausencia del miembro viril. Segundo, porque un hombre no transexual que carezca de pene seguirá excluido de las Fuerzas Armadas, dadas las dificultades sanitarias y físicas que ese problema conlleva. Entre otras cosas que previsiblemente se reflejen en el nuevo texto, tal y como señalaba este diario en agosto y confirman ahora fuentes militares, aparecerá que la tartamudez no será motivo de exclusión, «excepto los trastornos severos del lenguaje que dificulten la normal comunicación».

Operación de miopía
En el texto original del que daba cuenta LA RAZÓN el Ministerio excluía del ingreso en las Fuerzas Armadas a aquellas personas que padeciendo miopía se hubieran operado de la vista con el fin de lograr entrar en los ejércitos y no basadas, como «deontológicamente debe ser, en una indicación médica». Según las fuentes consultadas, este aspecto se eliminará previsiblemente del texto, aunque es uno de los flecos que más se están discutiendo.

El motivo es que en muchos casos, las operaciones de miopía permiten ver perfectamente durante el día pero no corrigen del todo las dificultades de visión durante la noche. Esto sería una traba para operaciones o guardias nocturnas que afectarían al servicio.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs