Historia

El galimatías de las siglas

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

El siglo XX fue llamado el siglo de las siglas y este XXI parece seguir su estela. Los periodistas tienen una especial habilidad para crearlas. Las tenemos de todos los colores y procedencias y, también, en todos los lenguajes de especialidad que se tercien.Del mundo de la política, todavía recuerdo la Orden 9/11/2002 del Ministerio de Defensa: «Las directrices de las BAES se basarán en los partes de las MAES». Creo que todavía andan por el Ministerio descifrando tal galimatías. Del mundo de la medicina, ni les cuento: por ejemplo, «EMEA», que en español suena escatológica, pero que responde a la «Agencia Europea de Evaluación de Medicamentos». El último hallazgo periodístico es el que reza en el título de esta columna y que responde a la muy famosa «Píldora del Día Después», así, como suena, que ha sufrido una clonación (en palabras muy acertadas de Álex Grijelmo) del inglés. Esta ya ha pasado al mundo de la publicidad: de una crema se dice «Plántele cara al día después». Es decir, no se ha traducido ‘day after' (día siguiente), sino que se ha clonado. En español se ha dicho siempre «ocurrió al día siguiente de volver» y «se vieron dos días después del acontecimiento». Y, ya que estamos, ¿no sería más prudente y beneficioso impartir la educación del día antes?