MENÚ
martes 22 octubre 2019
11:32
Actualizado

Se ahorrará casi 1.000 millones de euros al meter la tijera en el capítulo de personal

El Gobierno congelará los salarios de los funcionarios del Estado en 2010

  • El Gobierno congelará los salarios de los funcionarios del Estado en 2010

Tiempo de lectura 4 min.

20 de julio de 2009. 01:25h

Comentada
20/7/2009

MADRID- El equipo económico del presidente del Gobierno perfila estas semanas unos «restrictivos y austeros» Presupuestos Generales del Estado de 2010. Se trata de reducir al máximo los gastos no sociales y de inversión para frenar, en la medida de lo posible, el deterioro que el déficit público ha sufrido como consecuencia de la crisis económica. Con este objetivo en mente, a la vicepresidenta segunda del Ejecutivo no le temblará la mano a la hora de meter la tijera al capítulo I de las cuentas del Estado, referido a las retribuciones de los empleados públicos. Elena Salgado se siente «libre de ataduras», una vez concluido el acuerdo de la función pública. Por ello, pondrá encima de la mesa de negociación con los sindicatos la congelación de los salarios de los funcionarios, según confirmaron a LA RAZÓN fuentes del Gobierno. «Los sueldos del personal del Estado también tienen que adaptarse a la actual situación económica, sobre todo en un contexto de deflación», asegura a este diario un alto cargo del Ejecutivo. Es más, recuerda cómo, para combatir las circunstancias actuales, algunas empresas han congelado los salarios de sus trabajadores, otras los han recortado y otras se han visto forzadas a despedir a sus empleados. Por tanto, «parece razonable» que las retribuciones de los más de 2,6 millones de funcionarios del Estado se adapten también a la crisis por la que atraviesa España, después de que hayan experimentado subidas medias de alrededor del 4% en los últimos ejercicios. Según el Presupuesto inicial de 2009, los gastos del personal ascendieron a 33.057 millones de euros, lo que representó un incremento del 5,6% respecto al Presupuesto inicial de 2008. En total, el Gobierno se ahorrará con esta medida casi 1.000 millones. Las organizaciones sindicales de la función pública reivindican subidas salariales del 2%, lo que representaría un alza mínima del capítulo I de las cuentas estatales de 670 millones. A esa cifra hay que añadir el ahorro por el recorte aplicado a la reposición de vacantes. Tan sólo se puede cubrir el 30% de las bajas. Será en septiembre cuando Economía inicie las negociaciones con las centrales sindicales. El Ejecutivo acudirá a esa mesa negociadora con la firme voluntad de que las nóminas de la plantilla del Estado permanezcan invariables. Es decir, no está dispuesto a dar marcha atrás en su decisión actual. Además de la congelación del capítulo I de los Presupuestos, el II, referido a los gastos corrientes, sufrirá también el rigor y la austeridad que pretende imprimir Salgado al conjunto de las cuentas del Estado. En principio, esta partida tampoco subirá. Incluso no se descarta que experimente una leve caída respecto a este año, en el que se situó en 8.540 millones. Por el lado de los ingresos, el Gobierno todavía no ha tomado una decisión definitiva. Pero, probablemente, subirá «temporalmente» alguna figura impositiva para contrarrestar los efectos de la crisis económica en la recaudación del Estado y el alza del gasto de determinadas partidas, como desempleo...

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs