MENÚ
viernes 19 julio 2019
10:59
Actualizado

El país del sol naciente aumenta la demanda de aprender el español

Tiempo de lectura 2 min.

12 de noviembre de 2008. 01:08h

Comentada
12/11/2008

Con la inauguración por los Reyes del Instituto Cervantes en Tokio -el mayor centro de toda la cadena, con 4.300 metros cuadrados-, la institución ya cuenta con 71 sedes repartidas en 42 países. Esto da una idea no sólo del interés que despierta el idioma y la cultura españoles en el mundo, sino también de la determinación del Gobierno por responder a esa demanda. En los poderes públicos hay un clara convicción, y así se demuestra, de que la lengua y nuestro patrimonio cultural son los mejores embajadores del país, la mejor tarjeta de presentación. La pujanza del español viene avalada por los datos: lo hablan como primera y segunda lengua cerca de 500 millones de personas en el mundo y es el segundo idioma más estudiado, después del inglés. Cualquier administración cometería un desatino si subestimase este tremendo potencial y no lo apoyase con entidades como el Instituto Cervantes. Pero esta labor se queda en una mera operación de cosmética si no va acompañada de profesionales y docentes bien formados, y una sólida oferta cultural. En este caso, la cantidad y la calidad van unidas. Así lo corroboran los más de 400.000 japoneses que estudian nuestro idioma y los 170.000 estudiantes extranjeros que se matricularon en 2007 en todos los centros de la red cervantina.

Últimas noticias