África

El partido de Mandela favorito para repetir victoria en las urnas

Los jóvenes surafricanos se muestran escépticos ante la política

Partidarios de Jacob Zuma, ayer, en el cierre de la campaña electoral
Partidarios de Jacob Zuma, ayer, en el cierre de la campaña electoral

JOHANNESBURGO- Suráfrica enfrentará mañana la cuarta elección democrática de su historia, con el desempleo y el SIDA acuciando a la población, que ve con apatía la prolongación en el poder de un mismo partido, el Congreso Nacional Africano (CNA). El cierre de campaña del partido que controla tres de cada cuatro escaños en el Parlamento y que lidera el zulú Jacob Zuma fue una fiesta en la que apareció el patriarca Nelson Mandela, el primer presidente democrático en 1994. A sus 90 años, Mandela dio así el «espaldarazo» que Zuma necesitaba al final de la carrera electoral, después de años de frustradas acusaciones por corrupción en los que se ha visto envuelto. Y de las que se ha salvado. Lejos de los cambios, el CNA parece ser hoy un partido anquilosado que no tiene un discurso para los jóvenes, y que vive de las glorias del pasado por el combate contra el Apartheid. «Lo que hicieron fue grande, pero no deberían esconderse detrás de eso», dice Shaun Rabany, un joven de 20 años que votará por primera vez.Él, como los 23,1 millones de electores que votarán mañana –––desde ayer y durante hoy lo hacen los discapacitados, las embarazadas, policías y militares–, vive en un país azotado por crímenes violentos, con un desempleo del 21,7% y con un promedio de 1.000 muertos diarios por enfermedades relacionadas con la epidemia de SIDA. Los jóvenes de hoy van a escuelas en donde, por el escaso presupuesto, los mapas son infografías de periódicos. «A veces siento que estoy obligado a votar al CNA por la resistencia. Pero actualmente yo no me identifico con esa lucha. Como jóvenes, estamos solos para sobrevivir», explica Dineo Laga, un estudiante.Pese a todo, las últimas encuestas le dan un triunfo contundente al CNA, lo que colocará a Zuma como el nuevo presidente del país que el año próximo será sede del Mundial de Fútbol. Un sondeo estima que conseguirá el 60% de la Asamblea Nacional, 240 escaños, lejos del 70% obtenido en la última elección que proyectó en 2004 a Thabo Mbeki como presidente. Los otros partidos, la Alianza Democrática y el Congreso del Pueblo (COPE, una escisión de la CNA), alcanzarían el 16 y el 15%, respectivamente, sin posibilidades de plantear una oposición fuerte.