MENÚ
martes 20 agosto 2019
07:59
Actualizado

El Supremo condena a Massiel a indemnizar a Rociíto con 60000 euros por decir que ésta fue víctima de malos tratos

El Tribunal Supremo ha confirmado una sentencia dictada en   diciembre de 2005 por la Audiencia Provincial de Madrid que condenó a   la cantante María Angeles Santamaría Espinosa, conocida como Massiel,  a indemnizar con 60.000 euros a la hija de Rocío Jurado, Rocío Carrasco, por lesionar su honor al señalar de forma reiterada en una   tertulia televisiva que uno de los ojos de la joven estaba morado, insinuando que era víctima de malos tratos por parte de su compañero Fidel Albiac.  
 

  •  El Supremo condena a Massiel a indemnizar a 'Rociíto' con 60.000   euros por decir que ésta fue víctima de malos tratos
    El Supremo condena a Massiel a indemnizar a 'Rociíto' con 60.000 euros por decir que ésta fue víctima de malos tratos
MADRID.

Tiempo de lectura 2 min.

27 de noviembre de 2008. 17:06h

Comentada
MADRID. 27/11/2008

La sentencia, de la que ha sido ponente el magistrado Ignacio   Sierra, rechaza el recurso de casación presentado por Massiel y la   condena al pago de las costas del juicio. Considera que, al alimentar   "artificialmente" la polémica suscitada por este asunto en algunas   revistas del corazón, la cantante no buscaba otra cosa que "obtener   un beneficio económico" asegurando su presencia en otras tertulias   televisivas, lo que "excede ampliamente los límites de la libertad de   expresión".    
Según la resolución, Massiel acudió como tertuliana al programa 'A   tu lado' emitido el 8 de octubre de 2005 en Telecinco, donde uno de   los temas a tratar era el desmentido por parte de Rocío Carrasco de   lo publicado por la revista `Qué me dices!, que titulaba en su número   291:'Fidel denunciado por malos tratos a Rociíto'.   
Por su parte, Massiel fijó la atención de contertulios y   espectadores en el dato del moratón en el ojo que presentaba Rocío   Carrasco "sacándolo a colación tan pronto como estuvo en el uso de la   palabra, sin mediar interpelación o provocación alguna por parte de   la presentadora o demás contertulios".   
El Supremo no considera acreditada la versión de la cantante   acerca de que llamo a un maquillador y que fue éste el que le dijo   que Carrasco había indicado la caída de la bicicleta como causa del   hematoma.   
"Por el contrario, incurriendo en un comportamiento que   popularmente se conoce como 'tirar la piedra y esconder la mano'   (...)dedicó su esfuerzo a lo largo de su intervención, única y   exclusivamente, a asegurarse de que su interesada observación iba a   tener la mayor repercusión mediática", resalta la sentencia.   
La intención de Massiel, según el alto tribunal, "no era otra que   acrecentar la polémica consciente como era, por su condición de   colabora en programas de los llamados 'del corazón', de que así   podría obtener un beneficio económico". No en vano, habló del mismo   tema en ulteriores intervenciones televisivas.   
Este modo de actuar, según el Supremo, "excede ampliamente los   límites de la libertad de expresión" buscando presentar a la joven   como víctima de unos malos tratos, además consentidos, y como   protectora del maltratador, lo que por la gravedad de los hechos, la   gran sensibilización y el desprecio social que merecen, constituye un   intolerable ataque a la dignidad personal de Rocío Carrasco que ni   siquiera por su carácter de 'famosa' o persona pública tiene posible   justificación".   
 

Últimas noticias