MENÚ
martes 11 diciembre 2018
10:44
Actualizado

Un informe denuncia que las inscripciones de Iruña-Veleia (Álava), donde se databan las primeras palabras en vasco en el siglo III, estaban manipuladas chapuceramente

El timo de la cuna del euskera

Los grafitos datados en el siglo III se han realizado en realidad en el momento de su aparición, concluyen los expertos.

  • El timo de la cuna del euskera
    El timo de la cuna del euskera

Tiempo de lectura 2 min.

19 de noviembre de 2008. 23:30h

Comentada
20/11/2008

VITORIA-  Demoledor. Este es el adjetivo que define el informe elaborado por expertos nacionales e internacionales a petición de la Diputación de Alava para confirmar la autenticidad de los hallazgos presentados en junio de 2006 por el equipo de arqueólogos que excava en el yacimiento romano de Iruña-Veleia. Los descubrimientos que entonces se calificaron de «históricos y excepcionales», entre otras cosas, porque adelantaban al siglo III la aparición de las primeras palabras escritas en euskera –cuyo origen se fecha 600 años después en San Millán de la Cogolla (La Rioja)– ayer se definieron como «falsos y realizados quizá en el momento de su aparición».
El hallazgo fue polémico desde el principio, sólo cuatro meses después, el catedrático de Lingüística Europea y director del Instituto de Ciencias de la Antigüedad de la Universidad del País Vasco, Joaquín Gorrochategui  –uno de los investigadores de los textos en euskera– ya dudó de la autenticidad del mismo al afirmar que tanto el latín como el euskera de los grafitos «presentan problemas». Esos «problemas» apuntaban ayer a la utilización incorrecta de términos latinos e italianos, que al igual que los escritos en euskera presentaban faltas de ortografía. Se trata de «errores» que ponen en cuestión su antigüedad y muestran «un desconocimiento de la historia y de la propia lengua», según los expertos. Sobre el conjunto de 270 inscripciones y dibujos sobre diversos «soportes auténticos» –vasijas, huesos, piedras …–los investigadores determinan que «no es posible validar el procedimiento de excavación ni la datación de los hallazgos» y hablan de «anomalías y manipulación» en los elementos. En el informe, en el que han participado lingüistas, arqueólogos, epigrafistas, egiptólogos, historiadores, físicos y químicos, se añade que aparecen figuras como Nefertiti. que se descubrieron en el siglo XX, y que la forma de vestir de algunas figuras representadas «nada tiene que ver con la época» en la que se presume su origen. Aunque eluden hablar de «estafa», manifiestan que se trata de inscripciones contemporáneas. Una de las pruebas más irrefutable es que algunas de las piezas aparecen pegadas con pegamento instantáneo. La diputada foral de Cultura y Deporte, Lorena López de Lacalle, impulsora de este estudio de investigación, anunció que a la vista de sus conclusiones revoca el permiso de excavación a la empresa Lurmen. Desde este momento, la institución tomará las riendas de la investigación, que cuenta con una subvención de Euskotren (Gobierno vasco) y del Gobierno central, y pondrá los hechos en conocimiento del Fiscal.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs