Fallecen los dos ocupantes de un helicóptero de Bomberos al estrellarse

Fallecen los dos ocupantes de un helicóptero de Bomberos al estrellarse
Fallecen los dos ocupantes de un helicóptero de Bomberos al estrellarse

El fuego se ha cobrado las dos primeras víctimas este verano. El conductor y el copiloto de un helicóptero contratado por Interior para los Bomberos de la Generalitat fallecieron ayer al estrellarse mientras trabajaban en la extinción de un incendio en Les Franqueses del Vallès (Barcelona). El helicóptero estaba «realizando una operación normal, que consistía en recoger agua en un depósito en la zona del campo de tiro de Mollet del Vallès», apuntó el secretario general de Interior, Joan Boada. El siniestro se produjo poco después de las dos de la tarde. El copiloto, Sergio E.M. de 30 años, falleció en el acto, y el piloto, José Luis D. D., de 36 años, fue trasladado con heridas muy graves al Hospital de la Vall d'Hebron de Barcelona, donde murió poco después.Aviación Civil, en colaboración con los Mossos y los Bomberos de la Generalitat, investiga las causas que han provocado la caída de la aeronave mientras recogía agua en el campo de tiro de Mollet, una de las bases habituales de abastecimiento de los Bomberos. No se descarta que el helicóptero rozara con algún elemento, hecho que podría haber desestabilizado el aparato, aunque también se barajan otras hipótesis. Las dos víctimas no pertenecían al cuerpo de Bomberos de la Generalitat sino que trabajaban para la empresa TAF Helicòpters, una subcontrata del Govern para la campaña de extinción de incendios verano. Esta compañía tiene su sede en Sabadell y explicó que el aparato siniestrado es un modelo AS350 B3, cuyo depósito de agua tiene una capacidad de carga de 1.200 litros. Las víctimas, según la empresa, tenían una dilatada experiencia. El piloto tenía más de 2.100 horas de vuelo como comandante y el copiloto era operador de vuelo desde 2007. Interior quiso destacar que «nuestros pilotos y tripulantes son excelentes profesionales, tanto si son de la Generalitat como de empresas subcontratadas», apuntó Boada. La Generalitat contrata este tipo de helicópteros a TAF desde 1998.El incendio, por su parte, fue de importancia menor. A las 12.06 horas, los Bomberos recibieron el aviso de la quema de diversos neumáticos en el camino rural de Samalús. El fuego apenas afectó a los matorrales y ni siquiera a la masa forestal de la zona porque estaba húmeda. En los trabajos de extinción, además del helicóptero siniestrado, participaron cuatro dotaciones terrestres y otro medio aéreo.