Garzón prohíbe las manifestaciones en el País Vasco en favor de los presos de ETA

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón ha prohibido las manifestaciones convocadas para esta tarde y el próximo lunes en apoyo de los presos de ETA en Getxo (Vizcaya) y en otros municipios del País Vasco, en el caso de que estén promovidas por organizaciones del entorno de ETA-Batasuna.
El responsable del Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional ha ordenado a la Ertzaintza que impida la celebración de estas concentraciones y «persiga» a aquellas personas que quebranten esta orden si tuviera constancia de que los convocantes han sido ETA, SEGI, EKIN, Gestoras pro Amnistía, Askatasuna y Batasuna.
Recuerda en el auto de prohibición que estas organizaciones son ilegales y, por tanto, las Fuerzas de Seguridad deberán adoptar todas las medidas «necesarias» para que no se celebren actos en los que aparezcan logos, carteles y pasquines en los que los convocantes sean algunas de las organizaciones mencionadas.
El magistrado, que ha comunicado su orden a la Consejería de Interior del Gobierno vasco, ha adoptado esta decisión después de que la Fiscalía pidiera esta mañana a la Policía con carácter urgente informes sobre las concentraciones por si pudieran ser constitutivas de delito. 
Él mismo ya solicitó ayer dichos informes, que también le pidió la asociación de víctimas Dignidad y Justicia con el objetivo de que las convocatorias fueran prohibidas al considerar que detrás de ellas estaba la organización juvenil ilegalizada SEGI. 
Ello vulneraría la suspensión de actividades que el magistrado le impuso el 17 de enero de 2006 y la ilegalización que acordó el Tribunal Supremo el pasado 19 de enero. 
El movimiento de apoyo a los presos de ETA ha convocado las dos concentraciones para denunciar la política penitenciaria «de dispersión» que aplican España y Francia y a la que, además, responsabilizan de la muerte en accidente de tráfico de la suegra de un preso etarra cuando se dirigía a visitarlo a la cárcel de Teruel. 
Estas concentraciones, de acuerdo con un representante de Etxerat (colectivo de familiares de presos vascos) han sido respaldadas por los sindicatos LAB, EHNE, STEE-EILAS y ELA, SEGI y la izquierda abertzale en su conjunto. 
La asociación Dignidad y Justicia pidió ya ayer por la tarde al magistrado que solicitara informes a Policía y Guardia Civil sobre estos hechos al considerar que las concentraciones están avaladas por Segi, ilegalizada por sentencia del 19 de enero de 2007 del Tribunal Supremo, y que por ello su celebración constituiría una actuación ilícita y vulneraría la suspensión de actividades impuesta.
Según el escrito de Dignidad y Justicia, al que ha tenido acceso Europa Press, estas convocatorias han recibido el apoyo de los sindicatos LAB, EHNE, STEE-EILAS y ELA así como de la citada organización juvenil y de la izquierda abertzale en su conjunto.
La asociación reproduce las declaraciones realizadas por la representante de Etxerat Mila Maiztegi en una rueda de prensa celebrada para anunciar la convocatoria. Así, indica que la portavoz de la asociación de familiares de presos culpó al PSOE y el PNV del fallecimiento e indicó que esta muerte «entraba en sus cálculos».