La invasión de Gaza desata la ira en los países árabes

Simpatizantes del Partido Comunista libanés intentaron forzar hoy las barreras de seguridad frente a la embajada de EEUU en Beirut en una manifestación de protesta que fue disuelta por la policía con chorros de agua y gases lacrimógenos.
La embajada estadounidense se encuentra en el barrio de Aukar y cuenta con especial dispositivo de seguridad. Hoy fue escenario de disturbios entre policías y activistas comunistas que protestaban por el ataque israelí a la Franja de Gaza.
Los centenares de manifestantes, que izaban banderas libanesas, quemaron la foto del presidente saliente de EEUU, George Bush, y un contenedor de basura, mientras coreaban eslóganes anti norteamericanos y anti israelíes.
Cuando quisieron retirar las barreras de espino que protegen la embajada, las fuerzas del orden arrojaron agua y gases lacrimógenos para impedírselo, mientras los manifestantes respondieron a pedradas, según los informes de la radio y televisión libanesa.
La protesta frente a la embajada de EEUU es una de las que se han registrado hoy en el Líbano en solidaridad con Gaza, pero la única en la que han tenido lugar incidentes.
También en Beirut, decenas de miles de personas participaron en una marcha que terminó frente a la sede de la oficina de la ONU en Beirut para protestar contra los bombardeos israelíes de Gaza.
Los manifestantes, que izaban banderas palestinas y del grupo chií libanés Hizbulá, así como fotos de los líderes palestinos asesinados, corearon eslóganes contra Israel y contra EEUU.
Usama Hamdan, representante de Hamás en el Líbano, declaró que la batalla de Gaza será "determinante", pero antes de su final se puede afirmar que Israel perderá.
Criticó a la ONU y a los países árabes por no haber logrado suprimir el bloqueo que sufre Gaza desde que Hamás tomó por la fuerza ese territorio, en junio del 2007, y que tampoco pudo evitar el ataque que lanzó Israel a partir del pasado 27 de diciembre.
 "La lucha puede tardar mucho tiempo, pero la nación seguirá resistiendo", agregó.

MARRUECOS

En Marruecos, hombres, mujeres y niños, más de 800.000 según los organizadores, han tomado el centro de Rabat esta mañana para protestar contra lo que han calificado como una "brutal agresión de Israel"a Gaza. "Están matando a la población indiscriminadamente, sin importarles la edad o el sexo de sus víctimas", ha dicho a ACN Press Abali Abdeslam, uno de los organizadores de la manifestación. 
"Los sionistas son como los nazis"gritaba en árabe una mujer, asida de la mano de su hijo pequeño, envuelto de pies a cabeza con la bandera palestina. No muy lejos de ellos, en el corazón de la manifestación, unos jóvenes preparaban el operativo para quemar una bandera de Israel.

TURQUÍA

En Turquía, el Gobierno condenó hoy la ofensiva israelí contra el grupo radical islámico Hamás en la Franja de Gaza y la calificó como "inaceptable", al tiempo que instó al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para tomar la iniciativa inmediatamente.
En un comunicado, emitido hoy en Ankara, el ministerio de Exteriores turco hace un llamamiento a un final a la ofensiva israelí e instó al gobierno israelí permitir que ayuda humanitaria llegue a la Franja.
 "A pesar de nuestros llamamientos, la operación terrestre de Israel ha causado ira y ha profundizado nuestras preocupaciones", reza la nota del Gobierno turco, que mantiene relaciones amistosas desde hace décadas con Israel.
"Consideramos que el inicio de la ofensiva en la Franja de Gaza a pesar de las advertencias de la comunidad internacional y las reacciones de la opinión pública internacional es inaceptable y por eso lo condenamos", agrega el comunicado.
Por otra parte, El Gobierno turco (islamista) instó al Consejo de Seguridad de la ONU, al que Turquía pertenece desde el 1 de enero como miembro no permanente, a tomar acciones lo antes posible.
"Esperamos que el Consejo de Seguridad se haga cargo del asunto inmediatamente y tome los pasos necesarios para controlas el asunto", reza el comunicado del ministerio turco.
 Al mismo tiempo, continuaron por tercer día consecutivo las protestas contra la ofensiva militar de Israel.
En la principal ciudad del país, en Estambul, decenas de miles de personas se reunieron en la plaza de Caglayan, donde los manifestantes, muchos con banderas palestinas en mano, no sólo cantaron lemas contra Israel sino también contra EEUU.