MENÚ
lunes 19 noviembre 2018
00:08
Actualizado
  • 1

El mundo del libro examina la debacle discográfica para superar el reto digital

La piratería acecha al sector editorial

  • La piratería acecha al sector editorial

Tiempo de lectura 2 min.

12 de febrero de 2009. 01:24h

Comentada
12/2/2009

El mundillo editorial contempla los avances del «e-book» con una mezcla de recelo y excitación. Por un lado, los jefazos del libro saben que el «e-book» supone una oportunidad única de revitalizar su negocio, ya que permitirá sustanciosos ahorros en papel, en distribución, en devoluciones¿ Sin embargo, también les preocupa el ejemplo de la industria musical, arrasada por la «piratería» digital. Hasta la fecha, el sector editorial ha estado blindado ante este fenómeno. Es cierto que numerosos libros, entre ellos las novedades más vendidas, circulan sin control por el ciberespacio. Pero «piratearlos» no termina de compensar: leerlos en la pantalla del ordenador resulta incomodísimo e imprimirlo por tu cuenta sale casi tan caro como comprarlo. Sin embargo, la ecuación cambia gracias a aparatos como el Kindle: en ellos, las obras «piratas» se leen igual de bien (o de mal) que las «legales». Ante este reto, las editoriales cuentan con una ventaja: la debacle discográfica les ha enseñado todo lo que no hay que hacer ante una revolución. «Hemos aprendido que ir por detrás de la tecnología es un error», admite Santos Palazzi. Por eso, las editoriales ya trabajan en productos que mejoren la experiencia de un libro «pirata». La gran esperanza son los «e-books» enriquecidos, los que el texto se complementa con música, imágenes, gráficos... O, como dicen los «gurús» del sector, el libro del futuro tiene que ser algo más que tinta esparcida sobre árboles muertos.

Últimas noticias