MENÚ
viernes 20 septiembre 2019
10:29
Actualizado

Larsson reina en un Sant Jordi sin crisis

Las dos primeras entregas del fenómeno literario procedente de Suecia fueron los libros más vendidos en la tradicional fiesta, con otro protagonista de excepción: Javier Cercas y su visión del 23-F.

  • Javier Cercas llegó a firmar a un ritmo de dos ejemplares por minuto
    Javier Cercas llegó a firmar a un ritmo de dos ejemplares por minuto

Tiempo de lectura 4 min.

24 de abril de 2009. 01:07h

Comentada
24/4/2009

Por primera vez en su historia, la festividad del día de Sant Jordi se ha visto atrapada por un fenómeno literario fallecido. Las dos primeras entregas de su trilogía «Millenium», «Los hombres que no amaban a las mujeres» y «La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina», (Destino), se convirtieron en los títulos más buscados por los lectores de toda Cataluña.  En ficción en castellano, Larsson se ha alzado con el primero y segundo lugar de la relación de libros más vendidos.
El autor perseguido, por aquellos que querían su dedicatoria, fue Javier Cercas con su interpretación del 23-F en «Anatomia de un instante» (Mondadori). Colas de espera, algunas de una hora, vinieron a demostrar que la nueva obra del autor de «Soldados de Salamina» es ya uno de los grandes éxitos de la temporada.
Cercas, que firmaba a un ritmo de dos ejemplares por minuto, aseguraba a ayer a la Prensa en un momento de descanso que «no soy un escritor mediático. ¿También lo es Salinger? Si es así, entonces yo también soy mediático». El autor de «Anatomía de un instante» recordó que firmar ejemplares el día de Sant Jordi tenía un significado especial por una anécdota sucedida hace dos años.  Cercas vivía un momento de crisis en la redacción de la obra triunfadora de Sant Jordi; llegó a pensar que se había embarcado en una aventura equivocada. Fue a comer a un restaurante y al ir a pagar la cuenta descubrió que lo había hecho por él un desconocido admirador. «Cuando le pregunté a la camarera que quién había pagado la cuenta y por qué, me dijo que había sido un hombre que no había dejado su nombre y que lo había hecho para que al año siguiente sacara un libro nuevo, y aquello me convirtió en el hombre más feliz. En cuanto llegué a casa me puse a trabajar duro», señaló Cercas.
En este Sant Jordi también han triunfado «La soledad de los números primos» (Salamandra) del debutante Paolo Giordano, así como «La mujer de verde», de Almandur Indridason (RBA), otra prueba de que la novela negra escandinava, vía Mankell y Larsson, está arrasando en todo el mundo.
En el terreno de no ficción en castellano, junto a Cercas, han destacado «La crisis ninja» de Leopoldo Abadía, «Todos mis hermanos» de Manel Estiarte, «Barcelona negra» de Rafael Jiménez y «El factor humano» de John Carlin. En el lado más mediático, el fútbol o interpretaciones de este deporte han sido demandados por los lectores como lo demuestra la presencia de un popular programa de la televisión autonómica catalana que parodia el mundo del deporte, «Crakòvia»; «Pep Guardiola», la biografía del entrenador azulgrana por Jaume Collell; y «La pelota no entra por azar», con las reflexiones del ex directivo del F. C. Barcelona Ferran Soriano.
Otro fenómeno, pero de la literatura infantil y juvenil, el ratón Geronimo Stilton con su libro «Viaje en el tiempo», ha sido otra de las estrellas de la jornada. Y la veterana Purita Campos, con sus historias de «Esther» también tuvo que atender a lectoras de todas las edades, de niñas a sus abuelas.
Como dato curioso, muchos lectores han optado por títulos del pasado año. Este hecho hace que en la lista de los más vendidos, tanto en catalán como en castellano, reaparezcan «El secreto» de Rhonda Byrne, «Gomorra» de Roberto Saviano, «Tokio Blues» de Haruki Murakami y «El juego del ángel» de Carlos Ruiz Zafón, el superventas del Sant Jordi del pasado año y gran ausente en éste.
El buen tiempo en toda Cataluña, tras unos días de lluvías y nubes, animó a la gente a ocupar las calles para adquirir la tradicional rosa y el libro. El público, especialmente por la tarde, se decantó por todos los géneros y, especialmente, tal vez por la crisis, por los títulos en formato bolsillo. Esto hizo que el Gremio de Libreros de Cataluña se expresara ayer satisfecho por la facturación de este día.
A falta de un balance final al cierre de esta edición, la presidenta del gremio, Imma Bellafont, aseguró que los datos de venta de este 23 de abril se situarán en unos 20 millones de euros, cifra parecida a la edición del pasado año. Esto representa un 7,5 por ciento de la facturación del presente año. En todo caso, la fiesta volvió a constatar la buena salud que goza el mundo del libro, en un sector que se resiste con paciencia numantina al embite de la temida recesión. Y sino que se lo pregunten a Leopoldo Abadía, autor de «Crisis Ninja», que no paró de firmar en toda la jornada. Para hacer un gran negocio, nada mejor que escribir sobre la crisis.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs