MENÚ
domingo 21 abril 2019
18:07
Actualizado

Las obras del intercambiador de Legazpi arrancarán en otoño

  • Las obras del intercambiador               de Legazpi arrancarán en otoño
    Las obras del intercambiador de Legazpi arrancarán en otoño

Tiempo de lectura 4 min.

09 de marzo de 2009. 02:37h

Comentada
9/3/2009

MADRID- El inicio de las obras del intercambiador de Legazpi está cada vez más cerca. La Comunidad de Madrid ha terminado de redactar el anteproyecto de la nueva infraestructura cuyas obras de construcción, según fuentes de la Consejería de Infraestructuras y Transportes, comenzarán en otoño de 2009, en poco más de medio año. La operación, que ya está desbloqueada con el Ayuntamiento de Madrid, hará del intercambiador de Legazpi un punto neurálgico del transporte público con los municipios del sur de la región. En sus instalaciones los viajeros podrán acceder a las líneas 3 y 6 de Metro y a 26 líneas de autobuses. Además, su cercanía con Delicias y Méndez Álvaro (a sólo una estación de Metro) facilitará el trasbordo a la red de Cercanías.
En concreto en el nuevo intercambiador subterráneo conectará ocho líneas interurbanas de autobús (411, 415, 421, 422, 423, 424, 426 y 447), 18 de la EMT (6, 8, 18, 19, 22, 23, 45, 47, 59, 62, 76, 78, 79, 85, 86, 123, 148 y 247) y dará servicio a los 250.000 vecinos de todo el arco Sur de la capital y de la región como por ejemplo los municipios de Pinto, Valdemoro, Aranjuez o Getafe.
En lo que a las características de la infraestructura se refiere, el edificio tendrá 14 dársenas de autobús subterráneas y otras once en superficie, además de 974 nuevas plazas de aparcamiento de rotación. El intercambiador tendrá conexión directa al vestíbulo de Metro de Legazpi, y por tanto con las líneas 3 y 6 del suburbano, y una superficie de 24.000 metros cuadrados.
Así, en el primer nivel subterráneo se ubicarán las dársenas de autobús, el nivel -2 será el de conexión con el vestíbulo de Metro, y un último nivel subterráneo para el aparcamiento, que contará con 685 plazas de rotación, y 289 plazas para residentes. En total, la demanda prevista superará los 9 millones de viajeros al año.
Con la construcción de este nuevo intercambiador, la Consejería que dirige José Ignacio Echeverría apuesta por combinar todos los medios de transporte –autobuses urbanos, autobuses interurbanos y Metro–, con el objetivo de facilitar los desplazamientos de los ciudadanos mejorando su calidad de vida. El futuro intercambiador fomentará la utilización del transporte público, reordenará la circulación de miles de autobuses, reducirá su tiempo de circulación y eliminará de la superficie estos grandes vehículos ayudando a mejorar el tráfico.
Durante la pasada legislatura el Gobierno regional ya puso en funcionamiento los intercambiadores de Plaza Elíptica, Plaza de Castilla, Moncloa y Príncipe Pío. Durante la actual legislatura se van a construir intercambiadores en Conde de Casal y Chamartín, también la segunda fase en superficie del complejo de Plaza de Castilla y la remodelación del antiguo intercambiador de Moncloa ya inaugurada, así como la modernización de las instalaciones del intercambiador de Avenida de América.
Estas últimas instalaciones estarán dos años en obras para modernizarse, para llevarlas a cabo no será necesario cerrar el intercambiador en ningún momento, según un portavoz de Transportes. Entre las mejoras se incluirá una nueva salida de autobuses y rampas más anchas.
 

Últimas noticias