MENÚ
viernes 14 diciembre 2018
12:43
Actualizado

Jordi Boixaderas encarna al personaje que creó Arthur Miller, cúspide del teatro del XX

Mario Gas recupera al Willy Loman más trágico en «Mort dun viatjant»

Tiempo de lectura 2 min.

26 de enero de 2009. 03:32h

Comentada
26/1/2009

barcelona- El siglo XX podría resumirse a través de unos cuantos personajes. Leopold Bloom, del «Ulises» de Joyce; Gregor Samsa, de «La Metamorfosis» de Kafka; Jay Gatsby, Franz Biberkof, Charles Swann, Pascual Duarte, Max Estrella, Óscar Matzerath, Aureliano Buendía, Arturo Bandini, Ignatius J. Reilly, Sam Spade y, sin lugar a dudas, Willy Loman, el personaje creado por Arthur Miller en 1949 con «Muerte de un Viajante». Sus ojos cansados, su gesto derrotado, su desesperación silenciosa le convirtieron en la desmitificación definitiva del sueño americano y en un icono transuniversal. El Teatre Lliure acoge del 30 de enero al 22 de febrero un nuevo montaje de «Mort d¿un viatjant», en este caso bajo dirección de Mario Gas y traducción de Eduardo Mendoza. Jordi Boixaderas se pone en la piel del gran Willy Loman, personaje que han interpretado, entre otros, George C. Scott, Dustin Hoffman, Arthur Kennedy, Gary Senise, la plana de Hollywood en pleno. Junto con el rey Lear, es el personaje que consigue que los actores quieran envejecer para ser aptos a interpretarlo. El montaje, una coproducción del Lliure con el Teatro Español y el Centre d¿Arts Escèniques Salt/Girona (El Canal), nos habla de los avatares desesperados de Loman, un viejo vendedor ambulante que a penas consigue ganarse la vida junto a su mujer y sus dos hijos. Incapaz de aceptar su miseria. «Tiene muchos defectos, pero también una gran capacidad de soñar y de querer ser aquello que nunca podrá ser porque la sociedad se lo impide», comenta Gas. El elenco lo completan Rosa Renom en el papel de la mujer y Oriol Vila y Pau Derqui en el de los hijos. Después de su paso por Girona y el Lliure, el montaje viajará con su versión castellan a Madrid con la misma compañía.

Últimas noticias