Obama pide a Israel que frene los asentamientos judíos en Palestina

Socios, pero menos. Obama pidió ayer a Netanyahu que cesen los asentamientos, y éste no se comprometió a nada.

Obama pide a Israel que frene los asentamientos judíos en Palestina
Obama pide a Israel que frene los asentamientos judíos en Palestina

La foto en el Despacho Oval en la Casa Blanca con Obama y Netanyahu se hizo esperar ayer. La agenda de la visita del primer ministro israelí a Washington se concentró en tres reuniones: un encuentro bilateral, otro encuentro entre los dos líderes y sus consejeros y un almuerzo. Eso sí, todo estuvo cerrado a la Prensa, a la que regalaron unos comentarios después de la comida con opción a hacer seis preguntas.

 

Los dos mandatarios tuvieron su primer encuentro el pasado año. Entonces, todo fueron sonrisas, porque ninguno de los dos estaba al frente de sus respectivos países. Ahora, la situación ha cambiado. Ambos tienen marcados en sus agendas los mismos asuntos: Irán, Siria, asentamientos judíos y proceso de paz. Pero sus prioridades son diferentes.

 

Mientras el presidente Obama destacó la necesidad de reanudar las conversaciones en el proceso de paz y para ello exigió a Israel que «frene la construcción de nuevos asentamientos», el premier judío hizo hincapié en «las preocupaciones sobre la seguridad» de su Gobierno, en referencia al programa nuclear iraní.

 

Obama y Netanyahu están de acuerdo en que las ambiciones armamentísticas de Teherán deben cesar. Pero mientras Israel apuesta por la aplicación de sanciones, la nueva Administración estadounidense prefiere agotar el diálogo. Netanyahu quiere que Obama marque como primer punto de su agenda en la región la cuestión iraní y relegue la creación de un Estado palestino independiente como primera gran prioridad. Obama indicó que «hemos hablado de la vuelta de las negociaciones entre israelíes y palestinos para lograr una solución de dos estados», afirmó Obama con Netanyahu a su derecha, mientras los periodistas tomaban fotografías. El líder israelí reconoció que su Gobierno está «preparado para las conversaciones de paz», pero destacó que los palestinos tienen que aceptar a Israel. Además, «Bibi» recordó que «no queremos gobernar a los palestinos. Deseamos hacerlo sólo con nosotros mismos», aclaró Netanyahu.

 

Eso sí, el político hebreo no hizo mención en ningún momento a la palabra «Estado» cuando se refirió al futuro del pueblo palestino. Sí dejó claro que «las ambiciones nucleares de Irán es el asunto que más presión ejerce sobre la zona». Respecto a Teherán, Obama tampoco hizo concesiones a Israel y dejó claro que no veía ninguna razón para poner plazos a las conversaciones sobre el cese de su programa nuclear.

 

El mandatario demócrata reconoció que «somos conscientes de la rica historia que tiene Irán». «Queremos que sea un miembro pleno de la comunidad internacional», aclaró.

 

Después del encuentro con Obama, Netanyahu se entrevistó con la secretaria de Estado, Hillary Clinton, y el jefe del Pentágono, Robert Gates. Más tarde se trasladó al Congreso. Precisamente, el incombustible político israelí se encuentra muy presionado por su Parlamento, donde la fortaleza de los sectores más conservadores está logrando poner en serios aprietos a Netanyahu para que no ceda ante la nueva doctrina imperante en Washington.

 

«No vamos a estar siempre negociando»El presidente Obama espera una respuesta positiva de su acercamiento diplomático a Irán, y que eso se traduzca en que las autoridades de Teherán suspendan su programa nuclear antes de fin de este año. A pesar de ello, Obama añadió, al término de su entrevista con Netanyahu, una advertencia: «No vamos a estar siempre negociando». Netanyahu tenía previsto subrayar su preocupación al presidente de EE UU. Previamente, un portavoz iraní dijo que EE UU debe prestar atención a sus propios problemas y no debe dejarse «enredar» por las ambiciones de Israel.3 Diferencias1/ Irán: Netanyahu prioriza el plan de Irán frente al conflicto árabe-israelí. Obama considera que debe ser al revés.2/ Dos estados: Obama persigue la creación del Estado palestino, mientras que el «premier» israelí se mantiene en la ambigüedad.3/ Asentamientos: El presidente americano pide terminar con los asentamientos. El israelí defiende el derecho a vivir cerca de los padres.