MENÚ
lunes 26 agosto 2019
01:01
Actualizado

El Partido Popular votará en contra de una futura ley de plazos en el Congreso

Rajoy abanderará el movimiento contra la interrupción del embarazo

  • Rajoy abanderará el movimiento contra la interrupción del embarazo

Tiempo de lectura 2 min.

23 de marzo de 2009. 00:20h

Comentada
23/3/2009

Madrid- «Nos vamos a oponer, por lo que pensamos y porque es inconstitucional». Con esta frase Mariano Rajoy ha dejado clara la postura del grupo popular si llegara el caso de una hipotética votación de la reforma de la ley de plazos del aborto que el Gobierno pretende sacar adelante este año. La tajante frase la pronunció el líder de la oposición ante la Junta Directiva de su partido que se celebró la pasada semana. Defender la vida No es la primera vez que Rajoy se manifiesta públicamente en contra de la ley de plazos que pretende sacar adelante el Gobierno. Hace unas semanas, cuando la propuesta de reforma todavía se estaba esbozando por el grupo de expertos, Rajoy dijo en una emisora de radio que «no hay nada más progresista que defender a la más indefensa de todas las personas, a alguien que todavía no ha nacido». En esa entrevista, el líder de la oposición dejó entrever por dónde irían las alternativas parlamentarias de su partido: «Abortar es durísimo para una mujer, ya lo haga voluntaria o involuntariamente, y lo que hay que hacer es darle apoyo económico antes y después de la gestación». Además, el Partido Popular propuso a la Comisión de Igualdad del Congreso, que tanteó los pareceres acerca de una reforma de la ley, que se recuperaran los mecanismos de control que garanticen que todos los abortos se ajusten a la normativa. La movilización social en contra del cambio legislativo y la ronda de contactos que la ministra Bibiana Aído ha iniciado con representantes de distintas asociaciones y sectores sociales para pulsar su opinión sobre el aborto libre es la última baza para que la pretendida ley no llegue a salir adelante tal cual la perfilaron los expertos nombrados por el Ministerio de Igualdad, con la autorización para abortar a partir de los 16 años sin necesidad de consentimiento paterno o el aborto libre hasta la semana catorce. Pero si la iniciativa del Ejecutivo prospera y llega al Congreso de los Diputados, allí se encontrará con la oposición del PP y muy posiblemente de algún otro grupo parlamentario nacionalista (en la Subcomisión de Igualdad para el estudio de la reforma de la ley del aborto, CiU no votó y el PNV se abstuvo). En el peor de los casos, si la ley de plazos del aborto se convierte en una realidad, el PP recurrirá a los tribunales para demostrar la inconstitucionalidad de la reforma legislativa.

Últimas noticias