MENÚ
domingo 18 noviembre 2018
04:31
Actualizado
  • 1

Le Vert remite a España una carta incautada al ex jefe de ETA en la que éste celebra el «buen resultado» de la estrategia ¿ «Lo de las torturas falsas sufridas por Igor en manos del enemigo está en buen camino»

«Txeroki» admite que la denuncia de torturas de Igor Portu era falsa

  • «Txeroki» admite que la denuncia de torturas de Igor Portu era falsa
    «Txeroki» admite que la denuncia de torturas de Igor Portu era falsa

Tiempo de lectura 4 min.

18 de febrero de 2009. 02:20h

Comentada
18/2/2009

madrid- La denuncia de torturas efectuada tras su detención por Igor Portu, uno de los presuntos autores del atentado de la T-4 de Barajas que hizo añicos la última tregua de ETA en diciembre de 2006, era falsa. Así lo asegura Garikoitz Azpiazu «Txeroki», ex jefe «militar» de la banda criminal, en una carta incautada al terrorista por las Fuerzas de Seguridad tras su detención en Francia el 16 de noviembre de 2008. En el documento redactado en euskera -hallado en el ordenador del domicilio de la calle Richelieu de la localidad gala de Cauterest, donde fue arrestado- «Txeroki» admite que «lo relacionado con las torturas falsas sufridas por Igor en manos del enemigo está en buen camino».

«Txeroki» admite que la «caída» (la detención de Portu y su compañero Mattin Sarasola el 6 de enero de 2008, a quienes se atribuye la colocación de la «furgoneta-bomba» en el aeropuerto, y la posterior de Mikel San Sebastián y Joseba Iturbide, también presuntos miembros del «comando Elurra») «ha sido bastante grave tanto para los de Lesaka (el municipio de los terroristas) como para Txetxu y Esti» (José Antonio Martínez Mur y su esposa, Asunción Bengoechea Altuna, propietarios de la vivienda de San Juan de Luz donde fueron detenidos San Sebastián e Iturbide).

Pero, a continuación, añade con optimismo que «visto el resultado que estamos obteniendo y el daño que le causamos al enemigo, es muy importante que los militantes interioricen bien en la eskola (los cursillos de formación y adiestramiento que reciben los etarras) la importancia que tiene el tener preparada la cantada, igual que hace el talde de Igor». «Prepararla juntos y repetirla», anima a sus interlocutores, a quienes saluda con un «¡Aúpa tú!» antes de enviarles un «abrazo revolucionario».

Y por si a los pistoleros les queda alguna duda, les recalca: «Siempre hay que denunciar torturas y nunca ratificarse ante el juez» (en relación a que deben desdecirse de la confesión policial). El ex «jefe militar» de la banda terrorista -que firma con un escueto «Txk»- se despide con entusiastas consignas: «¡La lucha es la única vía! ¡Lo conseguiremos! ¡Sigue bien, sigue adelante y viva ETA siempre!».

Investigación en Francia
El documento ha sido remitido hace unos días por la juez antiterrorista francesa Laurent Le Vert a la Audiencia Nacional por medio de una comisión rogatoria internacional. En las últimas fechas, las autoridades galas han estrechado su cooperación con la Fiscalía, lo que podría permitir incluso la entrega temporal de «Txeroki» a España para que las causas contra él se vayan tramitando sin esperar a ser juzgado en el país vecino. Conviene recordar que la Justicia gala está investigando el robo en Luz Saint Sauver de la furgoneta utilizada en el atentado de la T-4, el 27 de diciembre de 2006, y el secuestro de su conductor, un joven de la localidad guipuzcoana de Oñate que se encontraba de vacaciones. Tres encapuchados que se identificaron como miembros de ETA le retuvieron durante tres días y no lo liberaron hasta después del atentado en Barajas.

Ahora, Le Vert solicita a la Fiscalía de la Audiencia Nacional las diligencias relativas a las declaraciones judiciales de Portu y Sarasola y los informes sobre los registros domiciliarios. El documento está ya en manos de los juzgados de instrucción números 1 y 6 de la Audiencia Nacional (que tienen sendas causas abiertas contra Portu y Sarasola) y del Juzgado de Instrucción de San Sebastián donde los abogados de los presuntos etarras interpusieron la denuncia de torturas por la que están siendo investigados varios agentes de la Guardia Civil. LA RAZÓN ha podido saber también que Francisco López Peña, «Thierry», detenido en Burdeos en mayo del año pasado, tenía en su poder un documento en el que, entre otras cosas, se le enviaban «las fotos del forense de Portu». Se trata, según han informado fuentes antiterroristas, de las fotografías de las supuestas lesiones de Igor Portu, que están incorporadas a la instrucción judicial en la que se investiga la denuncia de malos tratos presentada por este individuo. El hecho de que el jefe del «aparato político» tuviera en su poder estos datos demuestra que dicha denuncia, que era falsa, estaba controlada por la dirección de la banda y, lo que es más grave, plantea la incógnita de quien o quienes se los hicieron llegar.

Últimas noticias