Un recorrido por el Paseo de la Gastronomía

Paseo de la Gastronomía
Paseo de la Gastronomía

Su nombre lo deja bien claro. El Paseo de la Gastronomía aúna en una misma calle lo mejor de la cocina nacional. La suculenta travesía se encuentra en el recinto ferial de la Casa de Campo, pulmón y centro de ocio de la capital española. Los diez establecimientos que forman el Paseo de la Gastronomía cuentan con largos años de buen hacer y exquisito servicio. Juntos, del primero al último, componen un espacio gastronómico exclusivo por la calidad y variedad y son parada obligatoria de los grandes gourmets y para aquellos que, sin salir de Madrid, quieren desconectar y sentirse fuera de la gran urbe.Algunas de estas direcciones claves atesoran más de tres décadas, como Currito, Guipúzcoa y A'Casiña. Dicha permanencia ha sido obra de grandes restauradores que hicieron de la profesión hostelera su vida y del trato familiar su mejor baza. Como José Mª González Barea, que importó la mejor cocina del País Vasco hasta Currito (Tel. 91 464 57 04), situado en el Pabellón Vizcaya, y cuyo relevo hoy mantienen sus hijos. También se apuesta por el recetario tradicional vasco en Guipúzcoa (Tel. 91 470 04 21) mientras que en A'Casiña (Paseo del Ángel, s/n. Tel. 91 526 34 25), que ocupa el Pabellón de Pontevedra, dominan los sabores gallegos. Este recorrido, creado e impulsado por la Asociación de Empresarios del Paseo de la Gastronomía, en los últimos años se ha ampliado con buques insignia de la hostelería que ocupan los antiguos pabellones de la Feria del Campo. Por ejemplo, Ondarreta (Tel. 91 479 97 79), en el antiguo Pabellón de Segovia, o El Palacio de la Misión (Tel. 91 464 77 77 www.palaciodelamision.com), en el de Cáceres. En el Pabellón de Asturias, por su parte, El Bosque Sagrado (Tel. 91 526 78 17) presenta los mejores platos del Principado. Tradicional, mediterránea y con una sobresaliente materia prima, desde los mejores pescados y carnes a las verduras y hortalizas más frescas, así es, en líneas generales, la oferta de estos restaurantes: El Colonial de Mónico (Avda. Principal s/n. Tel. 91 357 32 55); La Masía de José Luis (Tel. 91 479 86 15); El Caserón de Araceli (Tel. 91 464 40 77) y La Pesquera (Tel. 91 464 16 12 www.lapesquera.com), ideales para la celebración de banquetes y todo tipo de eventos sociales.


En cualquier ocasión
El Paseo de la Gastronomía es la elección idónea cualquier día de la semana. De hecho, resulta perfecto cuando se trata de compromisos profesionales; en aquellas reuniones en las que no se puede fallar, al menos, la buena mesa está asegurada. Además, junto a la variada carta, los restaurantes ofrecen menú del día, equilibrado y a un precio interesante. Asimismo, garantizan el éxito en las reuniones familiares, ya que ofrecen platos para todos los gustos. Aquí, quienes desean escapar de la rutina y exprimir al máximo la tregua que concede el fin de semana, disfrutan de un entorno con espacios verdes y zonas recreativas para los más pequeños.
Por otro lado, cada restaurante, con una decoración única, es un sugerente escenario para una cita romántica llegada la noche. Cuando la celebración no solo es entre dos y se trata de una convocatoria mayor, es decir, de un evento de carácter social, entonces, las posibilidades también son infinitas. Cada restaurante brinda magníficos salones y profesionales que ultiman cada detalle y diseñan propuestas individualizadas en función del número de invitados y, por supuesto, de las preferencias del cliente. El servicio de catering es otro añadido, trasladando a cualquier punto la mejor gastronomía.
Desde el paseo se obtienen unas magníficas vistas de edificios tan significativos como el Palacio Real y la Catedral de La Almudena, cuyas siluetas recortan el horizonte. A un paso del corazón de Madrid, existe la posibilidad de evadirse e imaginar que se ha llegado a un lugar lejano, a un bello rincón de Asturias o del País Vasco. Y es que cada restaurante no sólo recrea las construcciones más características de dichos lugares, sino que además, ofrece amplias zonas verdes con especial protagonismo de las terrazas que, llegado el buen tiempo, son el lugar preferente, sobre todo de las numerosas familias que comparten el tiempo libre en torno a una gran comida.