MENÚ
viernes 15 noviembre 2019
16:42
Actualizado

Varios especialistas discuten la base científica y cultural del argumento de Bibiana Aído sobre los fetos de 13 semanas

Y si el feto no es un ser humano entonces qué es

Tras las palabras de la ministra de Igualdad hay «ignorancia, mala fe o ambas cosas», coinciden los expertos.

  • Y si el feto no es  un ser humano, ¿entonces qué es?
    Y si el feto no es un ser humano, ¿entonces qué es?
Madrid.

Tiempo de lectura 8 min.

21 de mayo de 2009. 01:16h

Comentada
Madrid. 21/5/2009

Las palabras de Bibiana Aído en las que niega la humanidad de los embriones incipientes no han dejado indiferente a nadie. No sólo por el sinsentido semántico de su «los fetos de menos de 13 semanas son seres vivos, pero no podemos hablar de seres humanos», sino porque contradice toda la doctrina científica publicada y que precisamente la ministra de Igualdad escuchó cuando recibió al grupo de expertos firmantes de la Declaración de Madrid.

 

Desde todas las disciplinas científicas, los expertos han replicado la argumentación de la ministra Aído, si bien algunos tratan de encontrar una explicación lógica a sus palabras. También se ha pronunciado al respecto Ángel Gabilondo, ministro de Educación, que se consideró  «partidario de velar por todos los seres humanos», aunque advirtió que desde su condición de metafísico «necesitaría un buen rato para decidir qué es un ser  humano», alegó.
 

Así han rebatido los especialistas la última «perla» de la ministra de Igualdad:

 

- José Zamarriego, presidente de la Comisión Deontológica de la SEGO. El veterano ginecólogo asegura que «la Real Academia de la Lengua ya ha aclarado que un feto de 13 semanas no puede ser otra cosa que un ser humano». El presidente de la Comisión Deontológica de la Sociedad de Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) repite la misma pregunta que la mayoría de sus colegas: «Si no es humano, ¿qué es?». De todos modos, atribuye a «una provocación» de la ministra de Igualdad sus declaraciones, que «no tienen base científica ni cultural y demuestran su ignorancia total».

 

- Justo Aznar, bioético de la Vida de la Universidad Católica de Valencia. Como una «incoherencia científica total» describe la locución de Aído el director del Instituto de Ciencias de la Vida de la Universidad Católica de Valencia: «La ministra de Igualdad ha descubierto que los embriones son seres vivos que no pertenecen a ninguna especie determinada».  Aznar razona que «hay argumentos sólidos biológicos, que no ideológicos, para decir que desde la fecundación ahí hay un ser vivo de nuestra especie. No entro en si es persona o no porque eso son razonamientos jurídicos». Para el bioético valenciano, la argumentación en contra de que no hay vida en las primeras semanas es una «falacia biológica absolutamente desmontable» y añade que «parece mentira que haya expertos serios que hayan entrado a defenderla».

 

- Luis Chiva, portavoz de Ginecólogos por el Derecho a Vivir. «Si un feto de 13 semanas no es un ser humano, entonces, ¿qué es? ¿A qué especie pertenece?». Con esta frase el portavoz de Ginecólogos por el Derecho a Vivir, Luis Chiva, resume su postura hacia las declaraciones de la ministra de Igualdad, Bibiana Aído. «Me parece tremendo que una ministra sea capaz de decir esto, pero lo atribuyo al desconocimiento», asegura, e insta a Aído a que «nos diga ella cuándo empieza la vida humana». Chiva define un feto de 13 semanas como «un individuo de la especie humana en estadío fetal» pues, en este momento de la gestación, «ya tiene todos los órganos, sólo tiene que crecer».

 

- José López Sastre, neonatólogo y catedrático de la Universidad de Oviedo. «Cualquiera que tenga sentido común, sabe que un feto de 13 semanas es un ser humano, por dos circunstancias lógicas:  procede de otros seres humanos y existe», así de tajante se muestra este especialista que se plantea que si no es un ser humano, «¿qué es?, ¿un tejido?».

 

- Guillermo López, director de Ginecología de la Clínica Universitaria de Navarra.  Para el director del Departamento de Ginecología de la Clínica Universitaria de Navarra, «hay realidades biológicas incuestionables». A su juicio, la ministra Bibiana Aído «ha confundido las decisiones políticas con los hechos objetivos». Para López, el Gobierno «puede legislar como quiera, como si quiere decir que la ley de la gravedad no existe», pero «entrar en el debate de cuándo empieza la vida no tiene sentido». En su opinión, decir que un feto de 13 semanas no es humano demuestra «o ignorancia, o mala fe, o ambas cosas», y revela también que «al Gobierno le interesa mantener viva esta polémica».

 

- Javier Martínez Salmeán, ginecólogo y asesor de Igualdad en la Ley del Aborto. La opinión de Javier Martínez Salmeán, ginecólogo del Hospital Severo Ochoa de Leganés y uno de los «ideólogos» de la nueva Ley del Aborto, a petición del propio Ministerio de Igualdad, dista mucho de la de la mayoría de sus colegas de profesión. A su juicio, «sólo se considera ser humano a alguien que ya ha nacido, es decir, que se ha desprendido del seno materno». Éste es el concepto jurídico, pero este experto lo extrapola y aplica también en el ámbito médico. «También es un ser vivo un espermatozoide y no se le considera humano», asegura. Eso sí, establece una distinción entre un feto de 13 semanas y uno de 22, porque este último «es viable» y puede convertirse en ser humano más fácilmente.

 

- Luis Enrique Sánchez, médico de la Federación de Planificación Familiar. «Está bastante reconocido que la viabilidad fetal está entre las 22 y las 23 semanas de gestación», asegura el médico Luis Enrique Sánchez, portavoz de la Federación de Planificación Familiar Estatal. Sánchez vincula este momento de viabilidad a la consideración de ser humano. Según sus propias palabras, «primero es un embrión», asegura, «y después es un feto».


LO QUE OPINAN LOS MÉDICOS


«Es incuestionable»
Guillermo López, director de Ginecología de la Clínica Universitaria de Navarra, cree que es una «realidad incuestionable» que un feto de 13 semanas es un ser humano; otra cosa es que Aído «confunda decisiones políticas con hechos objetivos», agrega.



«Lo dice la rae»
El presidente de la Comisión Deontológica de la Sociedad Española de Ginecología  alude a la Real Academia de la Lengua para rebatir a Aído. «La RAE  ya ha aclarado que un feto de 13 semanas no puede ser otra cosa que un ser humano», comenta.


«No es viable»
El ginecólogo del Hospital Severo Ochoa de Leganés (Madrid) y uno de los ideólogos de la nueva Ley del Aborto defiende que mientras el feto no ha nacido o no es viable fuera del seno de su madre –la semana 22 de gestación– no puede considerarse un ser humano.

 



La fecundación: el momento cero en el que queda decidido quiénes y cómo seremos

 

- ¿Qué dice la ciencia sobre el comienzo de la vida humana?

–Diversos estudios científicos, reunidos por los firmantes de la declaración de Madrid, concluyen que la vida empieza con la fecundación, que es el momento en el que se constituye la identidad genética.

- ¿Qué razones tiene la ciencia para afirmar que la fecundación es el comienzo de la vida?

–Varias. Como se señala en el párrafo anterior, el cigoto ya posee identidad genética propia, es decir, ya tiene un genoma que contiene toda la información necesaria para que el nuevo ser se desarrolle completamente hasta su condición de adulto. Pero hay más: un mecanismo biológico que refleja que el embrión temprano es un ser vivo organizado que se establece entre él y su madre, por medio de varios «mensajeros» químicos claramente identificados.

- ¿Hay estudios que refrenden estos argumentos sobre el comienzo de la vida?

–Una compilación de toda la evidencia se publicó en 2002 en «Nature» por Helen Pearson.

- ¿Qué razones hay para negar esta evidencia?

–Sólo desde un punto de vista político o ideológico se puede discutir lo que la ciencia prueba con hechos. Para alegar que no hay vida, los pro abortistas dicen que el feto no sobreviviría sin la madre. Pero el argumento es muy endeble: «El feto no sobrevive sin su madre, igual que el bebé no lo hace si no le dan de comer», argumenta el bioético Justo Aznar, de la Universidad Católica de Valencia.

 

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs