Kim responde a Trump: “No nos interesan tus cumbres”

El dictador norcoreano se muestra tajante al tuit del presidente de EE UU en el que auguraba: “¡Nos vemos pronto!”

Corea del Norte respondió hoy al presidente estadounidense, Donald Trump, que no le interesa celebrar más "cumbres infructuosas" entre los líderes de ambos países e instó de nuevo a Estados Unidos a que abandone su "política hostil" si quiere que el diálogo avance.

"Ya no nos interesan semejantes cumbres infructuosas", explicó, en un comunicado publicado hoy lunes por la agencia estatal KCNA, Kim Kye Gwan, ex vicecanciller y una de las figuras de peso del régimen en cuanto a diplomacia y al programa nuclear de Pyongyang.

Las duras palabras de Kim responden a un mensaje en la red social Twitter publicado el domingo por el propio Donald Trump en el que instaba a Corea del Norte a "actuar deprisa y cerrar un trato" después de que el Pentágono anunciara horas antes la cancelación de maniobras militares con Seúl para favorecer el proceso diplomático.

Nos vemos pronto!", decía Trump al final del texto.

Kim destacó que las tres cumbres celebradas entre Trump y el dictador norcoreano, Kim Jong Un, apenas han logrado ninguna mejora en la relación bilateral y acusó a Washington de hacer creer al público de que se están produciendo avances en torno a la desnuclearización de la Península.

"No le vamos a dar al presidente estadounidense nada con lo que presumir sin obtener nada a cambio, y necesitamos obtener un precio justo a cambio de todo lo que el presidente Trump ha presumido de haber logrado por su cuenta", afirmó Kim en el comunicado.

El funcionario norcoreano insistió también en que Estados Unidos debe terminar con su "política hostil" hacia Corea del Norte si quiere que el diálogo siga vivo.

La cancelación de maniobras anunciada ayer pretende dar impulso al proceso de desnuclearización, que está bloqueado desde la fracasada cumbre de febrero en Hanói, donde Washington consideró insuficiente la oferta de Pyongyang referente al desmantelamiento de sus activos nucleares y se negó a levantar sanciones económicas.

Ambas partes celebraron una reunión de trabajo en octubre en Estocolmo, pero el encuentro cerró con los norcoreanos acusando a Washington de no ofertar nada nuevo y de mantener activa la mencionada "política hostil".

Corea del Norte ha insistido en que la Casa Blanca tiene de plazo hasta fin de año para variar sus propuestas y los expertos creen que no de haber avances, el régimen podría realizar nuevos ensayos de armas, especialmente de misiles de alcance intermedio, a partir de enero.