Violencia en la Universidad Politécnica de Hong Kong

La ciudad de los contrastes. Esta frase tan manida para urbes ultramodernas del lejano oriente también vale para lo que está pasando en Hong Kong. Los estudiantes ha echado mano de técnicas medievales para enfrentarse en sus protestas con la policía: arcos con flechas, catapultas, tirachinas, bolas de metal, adoquines. Vemos también algún florete y, por supuesto, cocteles molotov. Este domingo se ha librado una de las batallas campales más intensa en estos meses de disturbios.