Política

Suecia cierra la investigación contra Julian Assange por violación

La Fiscalía sueca había ordenado que se reabriera el caso contra el fundador de Wikileaks, pero “las evidencias han perdido fuerza”

FILE PHOTO: WikiLeaks founder Julian Assange leaves Southwark Crown Court after being sentenced in London
Henry NichollsReuters

La Justicia sueca archivó ayer la investigación por violación contra Julian Assange. Concluye así un episodio que había acompañado al activista australiano desde 2010, a pesar de que había negado en varias ocasiones la acusación. El caso, cerrado siete años después, había sido reabierto hace seis meses después de que Assange fuera arrestado en la Embajada de Ecuador en Londres tras retirarle Quito el asilo diplomático concedido en 2012 para evitar su extradición a EE UU.

La fiscal Eva Marie Persson reconoció que se agotaron todos los recursos sin encontrar pruebas claras para culpar al fundador de Wikileaks de manera formal. «Atendiendo a la situación probatoria más débil he concluido tras una reflexión minuciosa que un interrogatorio complementario con Julian Assange no cambiaría la situación de forma decisiva. Las pruebas no son suficientes para una acusación. En esas circunstancias la investigación debe cerrarse», concluye.

Esta decisión podría facilitar la extradición de Assange a EE UU por revelación de documentos secretos a través de su portal web. La decisión final depende, en todo caso, de la Justicia de Reino Unido, donde el «hacker» australiano cumple actualmente una condena de 50 semanas en la cárcel por haber violado los términos de una fianza hace nueve años.

El actual titular de Economía británico, Sajid Javid, firmó como ministro del Interior en junio una orden para permitir que Assange sea entregado a Washington, que le reclama por cargos de espionaje y publicación de documentos clasificados, que pueden suponer una condena de hasta 170 años de prisión. La defensa de Assange se resiste a su extradución aduciendo que podría ser condenado a muerte en Estados Unidos.

La abogada del demandante, Elisabeth Massi Fritz, declaró a Afp que ella y su cliente considerarían si apelar la decisión del fiscal antes de que el caso prescriba en agosto de 2020. «Yo, y todos los fiscales que hemos trabajado en este caso, siempre hemos considerado a la demandante creíble y confiable. Como es el caso hoy. La demandante defiende sus acusaciones», dijo. «Después de la decisión de hoy [por ayer], mi cliente necesita tiempo para procesar todo lo que ha sucedido durante estos nueve años para poder seguir adelante con su vida», añade.

Por su parte, la editora en jefe de Wikileaks, Kristinn Hrafnsson, elogió la decisión sueca y dijo que los cargos estadounidenses eran la principal preocupación de Assange. «Centrémonos ahora en la amenaza que Assange ha estado advirtiendo durante años: el enjuiciamiento beligerante de EE UU y la amenaza que representa para la Primera Enmienda», aseguró en un comunicado.