Política

Israel lanza un “ataque a gran escala” contra objetivos militares de Irán y Siria

La operación en territorio sirio ha dejado 21 muertos, entre ellos cinco soldados sirios. Según el Ejército israelí, se destruyeron baterías aéreas e infraestructuras

Israeli airstrikes in Syria
Una mujer recibe atención sanitaria tras un ataque israelí en Siria-/SANA/dpa -/SANA/dpa

La tensión entre Israel y sus archienemigos Siria e Irán volvió a dispararse este miércoles después de que las Fuerzas de Defensa israelíes (IDF, en sus siglas en inglés) lanzaran un ataque a gran escala contra objetivos iraníes en Damasco.

El bombardeo israelí fue la respuesta al lanzamiento de cuatro proyectiles desde Siria, interceptados por Tel Aviv, de los que responsabilizó a Irán. Durante la madrugada del martes, el sistema de defensa antiaéreo israelí interceptó cuatro proyectiles lanzados desde Siria hacia los Altos del Golán ocupados, tras los cuales se identificaron una serie de explosiones en Damasco que medios locales atribuyeron a Israel, que no suele confirmar este tipo de intervenciones.

"Aviones de combate atacaron docenas de objetivos militares de las Fuerzas al Quds, de la Guardia revolucionaria iraní y del Ejército sirio", han indicado las IDF en un comunicado en el que especificó que los objetivos incluyeron misiles, cuarteles, depósitos de armas y bases militares.

El comunicado castrense agregó que durante el ataque también destruyó baterías de defensa aéreas sirias, después de que lanzaran un misil de defensa aéreo durante la operación.

El ataque iraní, señaló el Ejército israelí, es "otra prueba del intento de atrincheramiento de Irán en Siria, que amenaza la seguridad israelí, la estabilidad regional y el régimen sirio". En este sentido, el primer ministro israelí en funciones, Benjamin Netanyahu, dijo que "he dejado claro que cualquiera que nos lastime, lo lastimaremos”.

Por su parte, la agencia estatal siria Sana confirmó que "nuestra defensa antiaérea se enfrentó a un intenso ataque e interceptó misiles hostiles, y pudo destruir la mayoría de ellos antes que alcanzaran sus objetivos". La agencia añadió que dos civiles murieron en los bombardeos y otros dos resultaron heridos, mientras que el Observatorio Sirio de Derechos Humanos elevó a 21 el numero de muertos, todos milicianos iraníes y cinco soldados del Ejército sirio.

Israel realiza frecuentemente ataques aéreos y con misiles contra blancos iraníes en territorio sirio, pero muy raramente reconoce públicamente estas operaciones. Tras reconocer este ataque puntual, el Ejército israelí lanzó un mensaje de alerta a la población, a la que llamó a seguir claramente las instrucciones de seguridad del Comando del Frente Interior. Les pidió estar preparados para varios escenarios y aseguró que continuará operando "para salvaguardar la seguridad de civiles israelíes".

La escalada de tensión ocurre una semana después de que Israel bombardeara en la Franja de Gaza para matar a Abu al Ata, un jefe militar del grupo radical Yihad Islámica, también aliado a Irán y Siria. Este asesinato fue seguido por un segundo ataque aéreo en Siria, no reivindicado por Israel, contra otro líder de Yihad Islámica que falleció junto a uno de sus hijos en Damasco.