Carlos de Inglaterra asumirá el papel de “príncipe regente" tras el escándalo Epstein

El heredero al trono británico se reúne con su padre para discutir tomar el control de los asuntos familiares tras la polémica entrevista de su hermano

El príncipe de Gales asiste a un homenaje a los caídos durante las dos guerras mundiales/ReutersPOOLREUTERS

El príncipe Carlos se reunió ayer con el príncipe Felipe en Sandringham, según el "Daily Mail", para discutir las consecuencias de la desastrosa entrevista televisiva de su hermano a la BBC, en medio de rumores de que se está preparando para asumir el liderazgo de la Casa Real cuando la reina Isabel II cumpla 95 años.

En la entrevista, el duque negó categóricamente haber mantenido relaciones sexuales con una menor. Además, el príncipe Andrés aclaró el tipo de vínculo que le unía con Jeffrey Epstein, llegando a reconocer que en varias ocasiones su amigo le invitó a su residencia en Estados Unidos. Durante estas estancias declaró no saber nada al respecto de los comportamientos del fallecido, quien se suicidó el pasado 10 de agosto en su celda.

Muchos sienten que desde que el esposo de la Reina, que solía gobernar a su familia con puño de hierro, se retiró de la vida pública, la disciplina dentro de la familia real no ha sido lo que debería ser, de ahí la decisión prácticamente autónoma de Andrés de seguir adelante con su entrevista desastrosa de Newsnight sobre su controvertida amistad con el pedófilo Jeffrey Epstein.

El príncipe Carlos estaba en Nueva Zelanda con su esposa, la duquesa de Cornualles, en una gira en representación del Gobierno británico cuando se supo que su hermano estaba concediendo la polémica entrevista. Rápidamente emprendió el viaje de regreso a Londres para reunirse con su madre y exigir que el príncipe Andrés renunciara a sus deberes públicos para lidiar con el escándalo. Por el momento, no se prevé que el príncipe Carlos se reúna con su hermano, para discutir sobre su intervención, aunque tampoco se descarta que se haga en un futuro.

Una fuente real ha comentado a “The Sun” que "el escándalo que rodea a Andrew y a Epstein le dio a Charles la oportunidad de intervenir para demostrar que puede desempeñar el papel de líder de la monarquía británica. Nadie es más grande que la institución de la Familia Real. Ni siquiera Andrés, el hijo favorito de la reina”.

El asunto se agravó después de que el Palacio de Buckingham anunciara que los miembros de la familia real debían estar disponibles para la recepción de los líderes que asistirán a la cumbre de la OTAN que se celebra en Londres la próxima semana, entre ellos Donald Trump.

El papel del príncipe de Gales en el abandono del príncipe Andrés de la vida pública ha alimentado las especulaciones de que se está preparando para adoptar una versión moderna del papel de "príncipe regente”, que implicaría controlar los asuntos reales del día a día mientras su madre sigue siendo monarca. Se sabe desde hace tiempo que Carlos quería ver una monarquía reducida en el futuro, y una que no necesariamente incluye a su hermano menor o sus hijas, la Princesa Beatriz y la Princesa Eugenia.

La Reina Isabel II ha ido reduciendo gradualmente su asistencia a actos públicos, pasando de 332 en 2016 a 283 en 2018. Charles, mientras tanto, asistió a 507.