El terror golpea la campaña electoral británica

Dos muertos y tres heridos en un ataque con cuchillo en el puente de Londre. La Policía abate al asaltante, un ex convicto de 28 años con vínculos yihadistas.

Thumbnail

El terrorismo ha asolado este viernes de nuevo al Reino Unido en plena campaña electoral de cara a los comicios del próximo 12 de diciembre. Un hombre fue abatido a tiros por la Policía en el conocido Puente de Londres -en pleno corazón de la capital británica- después de que éste hubiera acuchillado minutos antes al menos a cinco personas, portando un chaleco explosivo que luego resultó ser falso. Dos de las víctimas fallecieron horas después a causa de las heridas. La policía de Londres ha identificado al joven de 28 años Usman Khan como el autor del ataque. Al parecer, es un exconvicto condenado por vínculos con el terrorismo islamista. Habría salido de prisión hace un año a condición de llevar una tobillera, según el «Times». Según un comunicado de la policía metropolitana en la capital británica firmado por el adjunto del comisario, Neil Basu, el individuo era conocido por las autoridades y había sido condenado en 2012 por actos terroristas, aunque salió de la cárcel con permiso en diciembre de 2018.

El Reino Unido había rebajado la alerta terrorista precisamente hace menos de un mes de "sustancial" a "severa", el nivel más bajo desde 2014. Pero el episodio volvió a recordar los días más trágicos vividos en 2017, cuando el país sufrió hasta cinco atentados.

Todo comenzó en la tarde del viernes con una llamada a Scotland Yard a las 13.58 hora local, donde los agentes fueron alertados de varios apuñalamientos. Al llegar al puente de Londres, vieron cómo varias personas habían reducido contra el suelo a un hombre vestido completamente de negro.

Según medios locales, minutos antes había atacado con arma blanca a varios transeúntes en el norte del río, a escasos metros de la estación de metro de Monument. En circunstancias normales se trata de una de las zonas más concurridas del centro de la ciudad, pero este viernes se sumaba además el añadido de que era “Black Friday”, jornada donde los comercios abren hasta tarde con las rebajas de cara a la época navideña. El viernes por la noche toda la zona seguía acordonada.

Incident on London Bridge
Transeúntes huyendo en Borough Market en el centro de Londres por orden de la policía tras el incidente ocurrido en el Puente de Londres. Foto: Dominic Lipinski/PA Wire/dpa Dominic Lipinski/PA Wire/dpa Dominic Lipinski/PA Wire/dpa

Se vivieron escenas de pánico con gente corriendo desorientada, tal y como mostraron varios videos de testigos publicados en redes sociales. Hubo imágenes incluso del momento en el que los agentes llegaron al lugar donde varias personas estaban forcejeando con el atacante tendido en el suelo. Uno de los implicados, con traje, corbata y abrigo, se aleja poco después de la escena y parece llevar en la mano un gran cuchillo que habría quitado al sospechoso. Los medios locales hablaban de hasta dos armas blancas. Finalmente, un Policía armado arrastra del abrigo al otro individuo, que parecía estar bloqueando al presunto agresor, vestido completamente de negro. Es entonces cuando los agentes comienzan a disparar sobre el sospechoso.

Fuentes del Gobierno citadas por BBC aseguraron que la respuesta de la Policía al incidente fue "defensiva", puesto que no se había recibido información previa de los servicios de inteligencia. El departamento antiterrorista del Ministerio del Interior británico, con ayuda del MI5 (servicio de espionaje doméstico), está liderando la investigación.

Agentes de policía británicos acordonan la zona del ataque. EFE/EPA/FACUNDO ARRIZABALAGA
Agentes de policía británicos acordonan la zona del ataque. EFE/EPA/FACUNDO ARRIZABALAGAFACUNDO ARRIZABALAGAEFE

Por otra parte, varios medios mostraron las imágenes de un camión blanco bloqueando ambos sentidos del tráfico de puente. Los agentes lo inspeccionan, pero, al cierre de esta edición, no había confirmación de que el vehículo estuviera implicado en el caso.

Kirsten Jones viajaba con su bebé en autobús a la hora del incidente y fue una de los testigos que presenciaron más de cerca lo ocurrido, ya que incluso vislumbró el chaleco explosivo falso que el presunto autor llevaba debajo del abrigo.

"Por supuesto, en el autobús, estábamos todos en pánico. Estábamos casi tan cerca de él como la Policía", relató a la BBC. Al principio pensó que se trataba de una pelea, pero luego se dio cuenta de que era la Policía la que se enfrentaba a "un hombre alto y barbudo".

Contó que se puso a salvo junto a su hijo detrás de las escaleras del autobús y luego oyó "dos disparos o dos golpes fuertes". "Creo que fueron disparos, dos golpes fuertes, y también vi una pistola de descarga eléctrica, y luego el chico yacía en el suelo", dijo, tras lo que los agentes advirtieron el chaleco y lo movieron "rápidamente hacia atrás, alejándolo".

Momento del forcejeo entre el atacante y algunos viandantes que intentaron reducirlo junto con agentes de policía británicos en el Puente de Londres. Foto: AP
Momento del forcejeo entre el atacante y algunos viandantes que intentaron reducirlo junto con agentes de policía británicos en el Puente de Londres. Foto: APAP

El ataque tuvo lugar en la misma localización donde en 2017 se produjo uno de los atentados terroristas que asolaron la capital británica. En junio de ese año, tres terroristas -también con chalecos explosivos falsos- a bordo de una furgoneta blanca comenzaron a atropellar viandantes. Poco después, a pie, se lanzaron a apuñalar a los peatones. Ocho personas perdieron la vida, entre ellas, el español Ignacio Echeverría, bautizado luego como "el héroe del monopatín" por el coraje que mostró a intentar ayudar a otra de las víctimas.

El premier Boris Johnson, que se encontraba de campaña, se trasladó de inmediato a Downing Street para reunirse con los responsables de Scotland Yard. El líder tory alabó a los ciudadanos que "intervinieron" durante el ataque “poniendo en riesgo sus vidas para proteger las de otros". "Para mí, representan lo mejor de nuestro país y les doy las gracias en nombre del país", afirmó.

El jefe de Gobierno recalcó que sus pensamientos estaban con las víctimas y los familiares. Asimismo, señaló que "cualquiera que esté involucrado en este ataque será cazado y llevado ante la justicia". "El mensaje que enviamos a cualquiera que esté asociado con este tipo de ataques" es que "los valores británicos prevalecerán", agregó.

En 2017, cuando el país celebró también comicios anticipados, se sufrieron cinco atentados. En marzo, un ataque ante el Parlamento dejó seis muertos, incluido el terrorista; el del estadio Manchester Arena, en el norte de Inglaterra, en mayo, se saldó con 21 víctimas mortales; el del Mercado de Borough, en junio, acabó con la vida de 8 personas, entre ellas el español Ignacio Echeverría, y otro ataque, el mismo mes, contra una mezquita del norte de la capital británica, dejó un muerto. En septiembre, un artefacto explosivo provocó una bola de fuego en un vagón de tren con capacidad para 865 personas, al suroeste de la capital, pero no hubo que lamentar víctimas.