Un proyecto de ley en Eslovaquia obligará a las mujeres que quieren abortar a escuchar los latidos del feto

Las organizaciones feministas y el Consejo de Europa denuncian que la iniciativa vulnera los derechos de las madres

Imagen del Parlamento eslovaco donde se discute hoy la aprobación del anteproyecto de ley de abortoPavol ZacharAP

Los diputados en Eslovaquia tienen planeado debatir hoy una proposición de ley que obligaría a las mujeres que quieren a abortar a someterse primero a una prueba de ultrasonido y escuchar el latido del embrión o del feto, una medida que muchos grupos han tildado de paso atrás para los derechos de las mujeres.

El proyecto de ley fue presentado por tres miembros del conservador Partido Nacional Eslovaco, quienes dijeron que tenían la intención de garantizar la correcta información de aquellas mujeres que quieran abortar.

Esta medida obligará a los doctores a mostrar a las mujeres, imágenes ultrasonido “sobre la etapa de desarrollo del embrión o del feto, cuyo desarrollo se pondrá fin”. El texto establece que “si es técnicamente factible, el médico también debe permitirle escuchar los latidos del corazón”. Los precursores de la ley escribieron que “el anteproyecto de ley tendrá impactos positivos en el matrimonio, la familia y la paternidad” y que “la sociedad no considera que la interrupción inducida del embarazo sea una buena solución”.

En una serie de manifestaciones esta semana en Bratislava, los manifestantes se quejaron de que la ley viola los derechos humanos fundamentales de las mujeres, incluyendo los derechos de privacidad, autonomía y la capacidad de tomar decisiones médicas libres de coacción.

En septiembre, el Parlamento eslovaco rechazó otros cuatro proyectos de ley que intentaban prohibir o restringir el aborto en el país mayormente católico de Europa central. Sin embargo, esta iniciativa fue aprobada por primera vez el mes pasado.

Silvia Shahzad, del partido político conservador Gente Corriente, dice que votará en contra de la propuesta. "para tratar de cambiar las opiniones de las mujeres sobre su embarazo con este tipo de presión, esto no es aceptable”, dijo Shahzad.

A principios de este mes, más de 30 organizaciones, incluidas Amnistía Internacional y Marie Stopes International, escribieron a parlamentarios eslovacos expresando su "profunda preocupación" por la ley propuesta. “Si se adopta esta legislación, Eslovaquia será el único Estado miembro de la UE que impone estos requisitos nocivos a las mujeres”, escribieron los grupos, agregando que los requisitos de aborto violarían varios tratados internacionales de derechos humanos que Eslovaquia ha ratificado. Cartas similares fueron enviadas por eurodiputados y el Consejo de Europa.

La Organización Mundial de la Salud no recomienda una ecografía rutinaria antes del aborto. La agencia de salud de la ONU dice que los abortos deben “realizarse de una manera que respete la dignidad de la mujer, le garantice su derecho a la privacidad y sea sensible a sus necesidades y perspectivas ”.

Eslovaquia no sería el único país del primer orden que tendría una legislación de este tipo, ya que siete Estados estadounidenses, tienen disposiciones similares que obligan a las mujeres a hacerse una prueba de ultrasonido y escuchar un latido cardíaco, según Elizabeth Nash, del Instituto Guttmacher. La ley de 2011 en Texas fue impugnada, pero un tribunal de apelaciones dictaminó que las disposiciones, que también obligan a los médicos a proporcionar una descripción de la imagen de ultrasonido, no violaban la constitución de Estados Unidos''