Internacional

Keiko Fujimori libre tras más de un año presa por corrupción

El Tribunal Constitucional de Perú aprobó su liberación a principios de esta semana, tras permanecer 13 meses en prisión

“La princesa japonesa” llamada a ser la emperatriz de Perú, salió de “la torre” en la que estaba encerrada. Parece “un cuento oriental” pero la leyenda de esta dinastía de origen nipón, continúa creciendo y arraigándose en tierras andinas.

La líder opositora peruana, Keiko Fujimori, fue liberada en la madrugada de ayer tras pasar 13 meses en prisión preventiva por presunta corrupción. Fujimori fue recibida por una multitud de seguidores que la aclamaron entre fuegos artificiales y globos de colores.

La hija del encarcelado ex presidente Alberto Fujimori (1990-2000) salió con una amplia sonrisa de la cárcel de mujeres del distrito limeño de Chorrillos, donde la esperaba su marido, Mark Villanella, con un ramo de flores y dos globos en forma de corazón.

Al salir, la dirigente dijo que el período que estuvo en prisión fue "el momento más doloroso de mi vida", y aseguró que ahora que está en libertad le va a "agradecer a Dios por haberle dado fuerza para resistir".

Los magistrados explicaron que su liberación responde a un recurso de hábeas corpus presentado por la defensa y aclaró que la misma no constituye un juicio sobre su culpabilidad o inocencia en relación a las acusaciones de que ella aceptó dinero de la constructora brasileña Odebrecht. De hecho el proceso continua y muy pronto, podría volver al calabozo.

Keiko quien sonó como favorita al cargo de presidente y llegó “a reinar” en el Congreso, se encuentra enemistada con su hermano Kenji y su padre, Alberto Fujimori. Kenji llegó a pactar el indulto –hoy frustrado- de su padre, junto al ex presidente Pedro Pablo Kuczynski Godard, a cambio de evitar el juicio político del ex mandatario. Hoy PPK está preso y Kenji, procesado también.

Los pecados de Keiko

Keiko Fujimori continuará siendo investigada por el equipo especial, Lava Jato, por los delitos de lavado de capitales y crimen organizado por las donaciones a sus campañas del 2011 y 2016, como parte del Caso Odebrecht. Además, deberá responder por los hechos y declaraciones que se han conocido mientras se encontraba entre rejas.

¿Qué es lo que Keiko Fujimori tiene que aclarar?

Los presuntos falsos donantes a su campaña electoral del 2011, la primera en la que postuló a la presidencia de la República; el dinero que recibió de empresarios, como los 3,65 millones de dólares (3.312.715€) que Dionisio Romero Paoletti reveló que le entregó para la campaña del 2011. Sobre este proceso electoral, deberá contestar además, sobre la presunta aportación que la constructora brasileña Odebrecht afirma le hizo.

La líder de Fuerza Popular –FP- tendrá que aclarar las contribuciones de la campaña del 2016, que se hicieron mediante rifas, cócteles y otras actividades. Asimismo, responder al respecto de la investigación en curso sobre ella y el ex parlamentario y ex secretario de FP Joaquín Ramírez, también por el delito de lavado de activos.