La foto que Boris Johnson se niega a mirar

La falta de camas en un hospital de Leeds provoca que un niño de cuatro años con neumonía deba dormir en el suelo

El «premier» Boris Johnson, fue duramente criticado el lunes tras negarse a mirar la fotografía de un niño de cuatro años afectado por una neumonía, que tuvo que dormir en el suelo, por falta de camas en un hospital de Leeds. Johnson no quiso mirar la imagen y arrebató el móvil al reportero que se la mostró.

Los conservadores de Johnson lideran los sondeos de opinión de las elecciones de este 12 de diciembre, por lo que lo más probable es que Boris Johnson sea el máximo responsable des sistema de salud durante los próximos años. Un asunto que, junto con el Brexit, son los dos temas más destacados de la campaña.

La imagen del niño de cuatro años acostado sobre una pila de abrigos apareció en la portada del Daily Mirror, simpatizante del Partido Laborista. El periódico dijo que el niño padecía neumonía, y que debía dormir en el suelo, porque no había camas disponibles.

Durante una entrevista, un reportero de “ITV” intentó mostrar la fotografía de su teléfono en repetidas ocasiones. El “premier” evitó mirar el teléfono en un primer momento y, en cambio, comenzó a describir sus planes de inversión para el Servicio Nacional de Salud. Posteriormente dijo que no había tenido la oportunidad de ver la foto.

El periodista -por su parte- aseguró que Johnson tomó su teléfono y se lo guardó en el bolsillo. Cuando lo desafiaron, Johnson sacó el teléfono, lo miró y dijo: “Es una foto terrible, terrible, y pido disculpas obviamente a la familia y a todos aquellos que tienen experiencias terribles en el Servicio de Salud, pero lo que estamos haciendo es apoyarlo”

“En general, creo que los pacientes en el Servicio de Salud tienen una experiencia mucho, mucho mejor que la de este pobre niño”, agregó, antes de decir: “Lamento haber tomado su teléfono”.

Los partidos de la oposición se apresuraron a compartir la grabación en las redes sociales, diciendo que mostraba que Johnson no sentía empatía por los pacientes. El ministro de Salud, Matt Hancock, realizó una visita no programada al hospital en la ciudad de Leeds, en el centro de Inglaterra, diciendo que la foto lo había “horrorizado”.

Cuando se le preguntó si había venido porque los conservadores estaban en pánico por el posible impacto de la foto en la campaña, Hancock dijo: “No, lo que la gente quiere ver es la sustancia de una mayor inversión ... asegurándose de que estamos lidiando con los problemas".

La editora política de la BBC, Laura Kuenssberg, dijo en Twitter que Hancock fue recibido por un grupo de activistas laboristas en protesta, uno de los cuales había golpeado a su asesor. Más tarde revisó esta cuenta, publicando un vídeo en el que uno del equipo de Hancock simplemente pareció toparse con el brazo extendido de un manifestante.

Por separado, durante una visita de campaña cerca de la ciudad nororiental de Sunderland, un objetivo para los conservadores, Johnson fue llevado a la tarea por un votante que desafió a su partido por un sitio web fraudulento destinado a distraer a los votantes del programa de políticas laborales.