Hugh Grant, el nuevo estratega de las elecciones británicas

El actor británico ha sido una de las sorpresas de la campaña electoral. Su sueño, confiesa, es que se produzca un “Parlamento colgado” para que finalmente haya un segundo referéndum

Hugh Grant se ha involucrado mucho en estas elecciones generales tan cruciales de hoy para el futuro de Reino Unido. El actor británico tuitea, comenta y hasta escribe artículos de opinión para explicar a los ciudadanos cómo funciona el voto útil en el complejo sistema de votación británico.

“Como casi todo el mundo, tenía muy poco interés en nuestra relación con la Unión Europea hace tres años”, comentó Grant en una larga crónica en el diario “The Independent” a menos de 24 horas para acudir a las urnas.

“Cuando el referéndum salió de la nada, horroricé a mis amigotes de las élites metropolitanas al estar bajo el embrujo de alguno de los eslóganes a favor del Brexit. Después comencé a leer. Luego me preocupé. Para después pasar a estar enfadado”. Ahora el actor reconoce que está indignado con las mentiras y la flagrante irresponsabilidad.

Para Grant, “el Brexit es un gigante que renquea nuestra economía, rompe Reino Unido y aplaca trágicamente al orgulloso león británico. Busque a un economista que esté en desacuerdo. Es idiota. Boris Johnson lo sabe también”, indica el intérprete. En su opinión, para que Johnson sea capitán general, está dispuesto a hacer cualquier cosa, decir cualquier cosa, a cualquier precio.

El actor de “Cuatro bodas y un funeral”, “Love Actually”, “Remando al viento” o “Paddington 2” asevera que hay un modo de conseguir un segundo referéndum gracias al voto útil o táctico.

“Si todos nosotros (o solo 46.000 de acuerdo con algunos expertos”) votamos tácticamente mañana, Pinocho (por Boris Johnson) no conseguirá una mayoría, y habrá un “parlamento colgado” (en el que ninguno logra la mayoría absoluta 326 diputados)", manifiesta Grant. Y un “Parlamento colgado” significa casi seguro un segundo referéndum".

El intérprete reconoce que su sueño es otro “parlamento colgado”, una de las dos versiones. La primera posibilidad es que se vuelve a la casilla de salida. Johnson es “el líder de la mayor fuerza parlamentaria pero sin mayoría absoluta. Y sin amigos (incluso ahora los del DUP le odian)”.

La segunda versión es que a Jeremy Corbyn y el SNP (los nacionalistas escoceses) se les da la suficiente vitalidad por parte de los Liberaldemócratas para llegar hasta un segundo referéndum, concluye Hugh Grant.