Elecciones británicas: “Esto es un segundo referéndum del Brexit, aunque no se diga claramente”

LA RAZÓN visita varios colegios electorales en Londres y pulsa la opinión de los votantes. La ruptura con la UE es un asunto esencial para tomar su decisión: “Tenemos que salir de Europa, y Boris Johnson es el único que nos puede sacar”, dice uno de ellos

Un hombre disfrazado de Papá Noel sale de una estación electoral después de depositar su voto en Minehead, Reino Unido.
Un hombre disfrazado de Papá Noel sale de una estación electoral después de depositar su voto en Minehead, Reino Unido.Ben Birchall/PA Wire/dpaBen Birchall/PA Wire/dpa

Este jueves es un punto de inflexión para los británicos, que desde primera hora de la mañana han acudido a los colegios electorales pese al mal tiempo que azota Reino Unido. Según Isabel Rodríguez Bartolomé, una española de 42 años y con nacionalidad británica desde junio de 2018, “aquí lo que se está votando es si queremos o no Brexit. Esto es un segundo referéndum, aunque no se diga claramente. Tiene mucho peso el votar a un partido que esté a favor o en contra del Brexit. Muchos de nosotros vamos a querer inclinar la balanza hacia un lado o hacia el otro. Creo que estas elecciones van a dar el empujón definitivo hacia un lado o hacia otro”.

Isabel tiene claro que debe dar su apoyo a quienes tengan verdaderas oportunidades de victoria. Su circunscripción, Brighton Pavilion, es la única que entregó su escaño al Partido Verde en los últimos comicios. Lo que ha hecho que se decida por esta formación: “Si yo votara a otro partido dentro de las opciones que hay de los que no quieren el Brexit, estaría perdiendo mi voto porque sí o sí van a salir el Partido Verde”, sentencia la española.

Y es que los votantes de Reino Unido ven en este asunto un punto clave para decantarse por un partido u otro. Boris Johnson, al frente del Partido Conservador, ha hecho promesas sobre muchos temas para llegar y persuadir a su electorado, como la reducción del impuesto de sociedades, el aumento del presupuesto para cubrir las fallas del servicio sanitario público, la mejora de las infraestructuras, (…) Pero su hay un tema sobre el que ha hecho hincapié en su retórica de campaña, la salida Reino Unido de la Unión Europea, el atolladero que en realidad le convirtió en primer ministro tras la dimisión de Theresa May. La cuestión es su necesidad de tener una mayoría holgada en el Parlamento para llevar adelante sus planes del Brexit.

En Westminster -un feudo tradicional de los “tories”- la postura del primer ministro respecto al Brexit ha calado hondo entre los votantes. Un hombre que prefiere seguir en el anonimato, dice a LA RAZÓN: “Tenemos que salir de Europa, y Boris Johnson es el único que nos puede sacar”, dijo el hombre a la salida de un colegio electoral.

El “premier” convocó elecciones anticipadas porque la situación y los sondeos eran favorables para que consiguiese la mayoría absoluta necesaria para ejecutar el Brexit bajo sus términos. Pero las últimas encuestas de opinión cambiaron de dirección en los últimos días, achicando la brecha que existía con los laboristas. Si se cumpliese el pronóstico, supondría que el Legislativo se mantendría en la parálisis que ha dominado la política británica los últimos meses.

Después visitamos el distrito de Kensington, un barrio de la capital donde los laboristas le arrebataron el escaño al Partido Conservador por tan solo 20 votos en las elecciones de 2017, y uno de los distritos donde el voto táctico va a ser clave para decidir el ganador de las elecciones. Para Rosie Smith, una profesora de 25 años, la táctica debe primar sobre las ideas: “Votar a los Liberal Demócratas no va a hacer la diferencia. Es muy importante que uno tome partido por una formación u otra en esta zona, porque los votos están muy igualados”.