Apuñaladas cinco personas en una celebración de Hanukkah en Nueva York

Las autoridades refuerzan la presencia policial ante el aumento de ataques antisemitas

Un miembro de la comunidad judía pasa delante de la casa del rabino donde cinco personas fueron apuñaladas en Monsey, Nueva York.
Un miembro de la comunidad judía pasa delante de la casa del rabino donde cinco personas fueron apuñaladas en Monsey, Nueva York.Craig RuttleAP

Sábado por la noche, el rabino Chaim Rottenberg celebraba el Hanukkah junto con sus invitados cuando un intruso irrumpió en su casa con un cuchillo y apuñaló a cinco personas, dos de ellas tuvieron que ser trasladadas de inmediato al hospital por la gravedad de las heridas.

El ataque ocurrió alrededor de las 22.00 hora local (03.00 GMT del domingo), en una urbanización donde se concentra una gran población de judíos ortodoxos en Monsey en el Condado de Rockland, perteneciente al Estado de Nueva York.

Un testigo citado por el “New York Times” dijo que el atacante posteriormente intentó entrar en una sinagoga contigua a la vivienda del rabino, pero que los que estaban dentro pudieron cerrar la puerta a tiempo de impedirlo. El sospechoso pudo ser detenido, según medios locales, gracias a que algunos testigos anotaron el número de la matrícula del coche en el que huyó del lugar.

Hasta el momento se desconocen los motivos del atacante, que de acuerdo a las autoridades nunca había sido arrestado con anterioridad. La unidad antiterrorista de la Policía de Nueva York ha informado desde su cuenta de Twiter que “se está analizando (el suceso) en profundidad”.

“Seamos claros: el antisemitismo y el fanatismo de cualquier clase repugna a nuestros valores de inclusión y diversidad y nosotros tenemos absoluta tolerancia cero para este tipo de actos de odio”, sentenciaba el gobernador del Estado de Nueva York, Andrew Cuomo.

Yossi Gestetner, cofundador del Consejo Ortodoxo de Asuntos Públicos Judíos (OJPAC), mostró su preocupación por el incremento de los ataques antisemitas en Nueva York y pidió que se intensifique la seguridad a largo plazo y que se publiciten las consecuencias y las condenas de los culpables. El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, alarmado por las últimas agresiones antisemitas, que esta semana alcanzaron los seis, anunció que la ciudad desplegaría mayor presencia policial en los barrios judíos: “Cualquier persona que aterrorice a nuestra comunidad judía se enfrentará a la justicia”, aseveró el alcalde, que agregó que “en nuestra ciudad no hay lugar para el odio”.