Publicidad
Publicidad
Internacional

Así murió acribillada “La Catrina”, la sicaria del narco mexicano más temida

Pertenecía al Cartel Jalisco Nueva Generación y se dedicaba al secuestro y la extorsión

La Catrina, una sicaria del Cartel Jalisco Nueva Generación, cayó abatida este fin de semana durante un enfrentamiento con el Ejército de México. María Guadalupe López Esquivel, su verdadero nombre, murió cuando el Ejército mexicano y la Guardia Nacional realizaban operativos de vigilancia en la Bocanada, municipio de Tepalcatepec, en la región de Tierra Caliente. En ese momento se encontraron con un grupo de hombres armados qeu conducían varias camionetas y se produjo un enfrentamiento en el que murió la conocida sicaria.

Publicidad

La Catrina falleció desangrada mientras era trasladada a un hospital para ser atendida. Las autoridades mexicanas la habían señalada como responsable de la muerte de 14 policías en El Aguaje, estado en el de Michoacán el pasado mes de noviembre. En el operativo de este fin de semana la policía detuvo también a Miguel Fernández, conocido como ‘el M2’, uno de los presuntos líderes del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), junto a otros presuntos sicarios.

Vecinos de Tepalcatepec, el municipio en donde vivió María López Esquivel, han contado a la prensa mexicana que La Catrina era la persona encargada de secuestrar, extorsionar y matar para el temido cartel. Descrita como una mujer fría y calculadora, sensual e inteligente, portaba a menudo una metralleta Uzi calibre 22 tuneada con un fondo negro. Solía posar al estilo en que lo hacía la actriz Kate del Castillo en la serie “La Reina del Sur”.

El Cartel Jalisco Nueva Generación es uno de los más poderosos de México ya que opera en 22 estados del país. Desde 2017 relanzó una campaña violenta para hacerse con el control del tráfico ilícito de combustible en Guanajuato. Estados Unidos considera a este cartel como el responsable del envío a EE UU de toneladas de cocaína, metanfetamina y heroína con fentanilo.

La Catrina es una figura femenina de un esqueleto con un sombrero de ala ancha que se ha convertido en una de las imágenes más representativas de la cultura del país y una fuente de inspiración en muchas fiestas de disfraces en México.