Tensión por la presencia de un buque de guerra cerca de las costas de Venezuela

El USS Detroit pasó a 26 millas naúticas de las costas del país petrolero. Diosdado Cabello alertó de una posible amenaza del “imperialismo”

Paratroopers with the 82nd Airborne Division practice aircraft jumping at Fort Bragg
Paracaidas de la base Fort Bragg, en Carolina del Norte, antes de partir hacia Colombia para ejercicios conjuntos con el Ejercito colombianoJONATHAN DRAKEReuters

La tensión de Venezuela con Estados Unidos escaló este martes un peldaño más tras conocerse que un barco de combate de la Armada estadounidense, el USS Detroit había navegado a 26,5 millas naúticas de las costas venezolanas, según informó el observatorio de conflictos y noticias CNW. El presidente de la Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela y número dos del régimen chavista, Diosdado Cabello, alzó la voz para avisar a Washington y a los venezolanos. "Nos amenazaron que venía un barco directo a Venezuela y nosotros nos activamos inmediatamente”, dijo Cabello durante el Encuentro Mundial contra el Imperialismo, celebrado en Caracas. “El imperialismo no va a poder con nosotros, estoy seguro”, añadió el militar venezolano.

El observatorio CNW también reportó que un buque de la guardia costera de Venezuela inició labores de seguimiento del USS Detroit hasta comprobar que se había alejado de la costa venezolana. Pese a que no se conoce el destino de la embarcación, varios medios especularon que podría ser Colombia, donde comenzarán unos ejercicios militares conjuntos con Estados Unidos.

El Comando Sur de la Marina de EEUU informó, según la agencia ACN, que el buque formaba de un grupo de batalla más amplio, donde también se cuentan otros buques de guerra, como el destructor USS Gridley DDG-101; y el barco logístico inglés RFA Mounts Bay L-3008, en una misión para la prevención de tráfico de estupefacientes en aguas del Caribe.

Precisamente este jueves comienzan ejercicios militares conjuntos con la Estados Unidos y el Ejército colombiano. Dichos ejercicios incluyen el envío, según el Comando Sur de los Estados Unidos, de 75 paracaidistas de la 82 División Aerotransportada en Fort Bragg y otros 40 miembros del Ejército del Sur, que estarán en territorio colombiano hasta el 29 de enero, cuando acaban los entrenamientos.

El ejercicio consistirá en una operación aérea que comenzará con un salto desde un avión Hércules C-130 para luego simular la toma y las maniobras necesarias para asegurar un aeródromo. Incluye, además, “una inserción de entrenamiento aerotransportado desde el avión Hércules C-130” y ejercicios tácticos diseñados para simular la seguridad de un aeródromo. “El personal experto de EEUU y Colombia practicará trabajando juntos para construir interoperabilidad y compartir experiencia estratégica y táctica”, señaló una nota de prensa publicada en la web del Comando Sur.

“Nos sentimos honrados de entrenar con Colombia, un amigo cercano de los EE. UU. Y socio global de la OTAN”, dijo el almirante de la Marina de los EEUU Craig Faller, comandante del Comando Sur , quien resaltó que “este ejercicio aerotransportado demuestra la interoperabilidad, la letalidad y la profesionalidad de nuestros ejércitos”.

Este comando realiza con frecuencia ejercicios militares en Latinoamérica y el Caribe con el objetivo de fortalecer las asociaciones, desarrollar la preparación y aumentar la operación conjunta, detalló en un comunicado Craig Faller, comandante del Comando Sur de Estados Unidos.