“Hoy existe más división en EE UU que en el ‘impeachment’ de 1998”

Seth Cropsey, analista político e investigador en el Hudson Institute

EEUU.- Trump elige en su equipo defensor a los abogados del 'impeachment' contra Bill Clinton por el caso Lewinski
El ex presidente Bill Clinton fue exonerado por el Senado del "caso Lewinski"/EP FOTO: BIBLIOTECA PRESIDENCIAL BILL CLI

¿Las normas establecidas por la mayoría republicana en el Senado para la celebración del juicio político tienen como objetivo acortar el proceso y reducir el daño frente a las elecciones?

Sí. Pero creo que ambas partes van a beneficiarse de que sea así. Los republicanos se beneficiarán en las elecciones presidenciales porque el esfuerzo puramente partidista para destituir y eliminar a Trump ha producido la simpatía de algunos votantes republicanos por el presidente y ha estimulado a sus partidarios más fuertes. Los demócratas se beneficiarán al rememorar continuamente a los votantes que Trump fue acusado y juzgado en lo que ellos consideran un proceso injusto.

¿Qué margen de maniobra tienen los demócratas después de presentar las reglas para el juicio del Senado?

Los demócratas han perdido en su intento de llamar a nuevos testigos a declarar en la Cámara Alta, por lo que, en estos momentos, las posibilidades de que puedan presentar cualquier evidencia que pueda cambiar el apoyo de los senadores republicanos a Trump son extremadamente bajas.

Hoy hay una mayor polarización en Estados Unidos de la que había durante el último “impeachment” de 1998 contra Bill Clinton?

Hay mayores divisiones políticas y culturales en los Estados Unidos hoy que en 1998. Por ejemplo, es poco probable que las personas que se identificaban en 1998 como cristianos evangélicos hubieran apoyado a un hombre con la historia personal de Donald Trump. Pero hoy el presidente disfruta del apoyo de este gran grupo de votantes, en gran medida debido a su oposición a la política y la cultura del elemento progresista cada vez más extremo del Partido Demócrata.