Guaidó se da un baño de masas: “No estamos solos ante la dictadura”

El presidente encargado de Venezuela, recibido con honores de jefe de Estado por el Ayuntamiento y el Gobierno de Madrid y aclamado por miles de compatriotas en la Puerta del Sol

Juan Guaidó, presidente encargado de Venezuela y jefe de la Asamblea Nacional, ha culminado su gira europea en Madrid arropado por miles de venezolanos que le esperaban en la Puerta del Sol y el reconocimiento de las autoridades de la capital, que lo recibieron con honores de jefe de Estado. El alcalde José Luis Martínez Almeida le entregó la Llave de Oro de la ciudad y la presidenta Isabel Díaz Ayuso le condecoró con la Medalla Internacional.

Después de ser recibido en el Palacio de Cibeles con el himno venezolano y con la fuente repleta de banderas de Venezuela junto a las española, el líder antichavista se mostró “muy conmovido por este gesto con los venezolanos humildes" y recordó que “vale la pena luchar y tener esperanza”. Tuvo palabras para los presos políticos de su país y para los exiliados que han llegado a otros lugares de América y Europa. Guaidó dijo que no cesará en el empeño de “rescatar la democracia y la dignidad” en su país. “Vamos a hacer todo lo necesario para conseguirlo. Si tenemos que saltar verjas las saltaremos”, añadió. El mandatario también homenajeó a “un Parlamento que ni se entregó ni se va a entregar” a la dictadura “a pesar del chantaje, la extorsión y la cárcel”.

El alcalde Martínez Almeida afirmó que Guaidó "representa ante el mundo la libertad contra la tiranía”. En su discurso señaló que “hoy Caracas es el Madrid del 2 de Mayo y la Praga que se alzó ante el comunismo en 1968”, y defendió que en Venezuela "combaten el totalitarismo con la sed del hombre en su lucha por la libertad”. El regidor se refirió al “heroico pueblo venezolano que lucha por sus derechos y que no se resigna a la esclavitud”, un pueblo, añadió, “que se rebela con fuerza ante la persecución del que piensa diferente y ante la violencia y la coacción”. “Viva Venezuela libre”, proclamó el alcalde al final de su intervención.

Desde su llegada a Madrid este sábado por la mañana se ha reunido con el líder del PP, Pablo Casado, y con la ministra de Exteriores, Arancha González Laya. El ex alcalde de Caracas Antonio Ledezma también saludó a Guaidó y destacó que esta gira “ha logrado recolocar a Venezuela en la agenda internacional”. El opositor exiliado en Madrid lamentó que “mientras Maduro se da la mano con los cabecillas del terrorismo internacional, Guaidó se reúne con Boris Johnson, la señora Merkel, el presidente de Francia y las más altas autoridades españolas”.

Al acto en el palacio de Cibeles han acudido Casado, Santiago Abascal, Inés Arrimadas, que se citaron brevemente por separado con Guaidó. También lo hizo el ex presidente José María Aznar. En el patio del Ayuntamiento han estado presentes, además, la ex alcaldesa Ana Botella, Mario Vargas Llosa y los portavoces municipales Pepu Hernández (PSOE) y Javier Ortega Smith (Vox). Representantes de Más Madrid no han participado en la ceremonia, al considerarlo un acto “de partido”, informa Efe.

Guaidó ha sido calificado por “The Washington Post” como el hombre del momento. Su gira europea es calificada por la oposición venezolana como un éxito diplomático. A pesar de que Pedro Sánchez se haya negado a recibirlo, ha mantenido encuentros con diversos líderes de los miembros de la UE, entre ellos el primer ministro británico, Boris Johnson, en Londres, el presidente francés en Emmanuel Macron, en París, y en su visita al Foro de Davos con la canciller Angela Merkel, el primer ministro griego, Kyriacos Mitsotakis, y su homólogo austriaco Sebastian Kurz.

Durante una rueda de prensa posterior al acto en el Palacio de Cibeles, el líder venezolano se mostró dispuesto a defender unas elecciones presidenciales con varias condiciones: “Tienen que ser libres, transparentes, con observación internacional y con un órgano electoral independiente”. Guaidó rechazó la posibilidad de abrir otro proceso de acercamiento con el régimen de Maduro como el que se produjo el año pasado en Noruega. “Siempre diremos no a un dialogo farsa”, matizó.

No todo han sido parabienes. Durante la mañana, decenas de personas protestaron en las puertas del Ministerio de Asuntos Exteriores por la presencia en Madrid de Guaidó, a quien llamaron “marioneta” de Estados Unidos. El régimen de Nicolás Maduro no le reconoce ni como presidente interino ni como presidente de la Asamblea Nacional después de que el pasado 5 de enero se proclamara sin quórum al diputado opositor disidente Luis Parra como jefe del Parlamento, un movimiento que no ha sido reconocida ni por la Unión Europea ni por Estados Unidos.