Los Reyes visitan por primera vez Auschwitz

Felipe VI y Doña Letizia se trasladaron hasta Polonia para asistir a la ceremonia junto con una veintena de líderes internacionales.

Los supervivientes son los invitados de honor en el acto que se celebra hoy para conmemorar el 75 aniversario de la liberación de Auschwitz - Birkenau. El Rey Felipe VI y Doña Letizia se trasladaron hasta Polonia para asistir a la ceremonia junto con una veintena de líderes internacionales.

Es la primera ocasión en la que los reyes visitan el campo de exterminio creado por los nazis en la Polonia ocupada en 1940. Cerca de 1,1 millones de personas, la mayoría de ellos judíos, murieron en estas instalaciones. Los monarcas españoles coincidieron con los reyes de Bélgica y Holanda, el Gran Duque Henri de Luxemburgo, el príncipe Haakon de Noruega, la princesa Victoria de Suecia, y la duquesa de Cornualles, esposa del príncipe Carlos de Inglaterra.

Don Felipe y doña Letizia recorrieron el campo de Auschwitz-Birkenau por primera vez. La última visita de la monarquía española fue en 1989, cuando el rey Juan Carlos y la reina Sofía depositaron una ofrenda de flores en memoria de las víctimas en una visita a Polonia.

Encabezados por el presidente polaco, Andrzej Duda, casi 300 invitados se congregaron frente a las llamadas “Puerta de la muerte”, donde terminan las vías del tren que llevaban vagones enteros de víctimas al campamento. Entre los invitados se encuentran los presidentes de Alemania, Frank-Walter Steinmeier, e Israel, Reuven Rivlin.

Durante la última semana Duda pidió extremar los esfuerzos mundiales para combatir el antisemitismo en el mundo. Rivlin también se unió a esta petición asegurando que “hoy escuchamos voces que propagan el odio en internet, en la calle e incluso dentro del poder político… Nuestro deber es luchar contra el antisemitismo, el racismo y la nostalgia fascista que amenazan los cimientos de nuestras democracias”. Según un estudio publicado por la Liga Antidifamación, con sede en Estados Unidos y de carácter religioso, uno de cada cuatro europeos alberga actitudes “perniciosas” hacia los judíos, en comparación con el 19% de los ciudadanos estadounidenses. El estudio también reveló que el 42% de los alemanes creen que “los judíos hablan demasiado de lo que sucedió en el Holocausto”. El último año dos personas murieron en un tiroteo cerca de una sinagoga en el este de Alemania, en lo que la policía tacho como “ataque antisemita”.

El campo de Auschwitz se convirtió en el mayor de los centros de exterminio donde se puso en práctica el plan de Adolf Hitler para matar a todos los judíos en lo que llamó la “solución final”.