Una fiesta de Nochevieja de euroescépticos para celebrar el Brexit

Unos 15.000 brexiters se reunirán en la Plaza del Parlamento para esperar la hora oficial en la que Reino Unido dejará de formar parte de la UE

Por fin, el viernes 31, llega el gran día. Los británicos abandonarán la Unión Europea después de más de cuatro décadas y según la mitad de ellos, hay mucho qué celebrar. Para la ocasión se repartirá tarta entre los 200 primeros asistentes en llegar a la Plaza del Parlamento británico, aunque los organizadores esperan unas 15.000 personas. A pesar de que el icónico Big Ben no podrá dar las 11 campanadas, tal y cómo deseaban los “brexiters”, un espectáculo de luces señalará la cuenta atrás hasta la salida de la UE (a las 23:00, hora británica).

Veamos a continuación las principales conmemoraciones del divorcio al detalle.

El espectáculo de luces de Johnson

El primer ministro Boris Johnson ofrecerá un espectáculo de láser en Downing Street con motivo del Brexit. En el show de luces se reflejará la cuenta atrás para la salida de la UE. Los edificios gubernamentales alrededor de Whitehall también estarán iluminados de una forma especial. Asimismo, Johnson se dirigirá a la nación en un discurso televisado.

La fiesta de Farage

El líder del Partido del Brexit, Nigel Farage, ha organizado una fiesta en la Plaza del Parlamento. “Leave Means Leave” es el grupo encargado del evento. En un primer momento habían prometido fuegos artificiales, bandas, Djs, y cómicos sobre un escenario. Sin embargo, los organizadores están teniendo problemas para celebrarlo por todo lo alto. Por un lado, los animalistas se han quejado de lo cerca que están parques como Saint James para que se tiren cohetes y lancen fuegos artificiales.

“Habrá algunos discursos cortos, pero no serán muy políticos”, indicó Farage, en declaraciones recogidas por “The Sun”. “El 31 de enero es un momento para celebrar, cuando el establishment fue vencido por la gente”, añadió el polémico político.

Tarta para todos

A partir de las 13 pm, un ciudadano británico llevará tarta gratis para los 200 primeros asistentes. “Sí, lo hemos conseguido, amigos. Ahora es tiempo de celebrar este día histórico”, asegura en su evento creado a través de la plataforma Eventbrite.

“Cualquiera que quiera ayudar, DJ, etc, si eres miembro del Partido del Brexit, contáctame al final”, explica el organizador. “Desafortunadamente, debido a las estrictas leyes del área, las luces y sonidos solo pueden ser modestas, móviles o de energía solar. ¡Perdón!”

“He estado planeando esta fiesta durante más de tres años, pero debido a circunstancias imprevistas se ha retrasado de algún modo”.

“Espero veros a todos el 31 durante la cuenta atrás de los minutos para las 23:00. Así que venid y ondead vuestras “Union flags”. Espero que el Big Ben resuene (si no, vamos a llevar a un pequeño Ben que sin duda sonará)”.

El texto añade que “Sed libres de traer vuestro propio Champagne picnic. Recordad: plástico, o mejor, ¡copas de papel!”

Lo cierto es que hay decenas de fiestas y eventos para celebrar el Brexit en la plataforma.

Sin las campanadas del Big Ben

A pesar de los intentos, en estos tres años que ha durado el tedioso proceso de divorcio, la famosa torre en la que se halla el Big Ben, comenzó en 2017 unas obras de restauración. Dichas reformas durarán hasta 2021. La mayoría de los “brexiters” deseaba que fuera el Big Ben el que anunciara en todo Reino Unido la salida de la UE, y para ello, que 11 campanadas repicarán por toda la capital británica. Sin embargo, el coste de este sonido sería de unas 500.000 libras según el Parlamento británico, un gasto desmedido, que no están dispuestos a asumir.

Algunos brexiters comenzaron una campaña de crowdfunding y en apenas unos días lograron 224.000 libras, pero finalmente no podrá ser. El Big Ben no sonará a las 11 pm. La cuenta atrás será visionada en Downing Street.

La fiesta de la bandera

La bandera británica, la Union Jack, será izada en todos los mástiles cercanos a la plaza del Parlamento. El Gobierno conservador ha animado a todos los consejos locales a que alcen la bandera británica (aunque sin obligación). Simplemente, si necesitan fondos para comprar más banderas, pueden acogerse a la oferta del Gobierno.

Monedas conmemorativas

Aunque se han tenido que retrasar, por motivos obvios, finalmente el Brexit tendrá sus monedas conmemorativas en circulación. Alrededor de 3 millones de monedas de 50 peniques (0,58 euros), serán acuñadas. En las monedas se tallarán las palabras “paz, prosperidad y amistad con todas las naciones”.

La incertidumbre, al igual que al Brexit, siempre ha rodeado a estas monedas. La primera fecha que se planteó que sería grabada era el 29 de marzo de 2019. Pero el Brexit en tiempos de la “premier” Theresa May, nunca sucedió. La siguiente que se iba a acuñar era la del 31 de octubre de 2019. Pero días antes, el Tesoro británico confesó que la iniciativa se había “pausado” y las monedas que ya se habían acuñado, fueron fundidas.

Críticas al lugar y formas de la fiesta

Algunos de los contrarios al Brexit ven las celebraciones como un modo de dividir aún más a la ya de por sí polarizada sociedad británica. Algunos como Steve Blakey, de Manchester, se han quejado en “The New European”, de por qué no se hacen las fiestas en Grimsby, Sunderland, Stoke, etc, en lugar de en el centro de la élite metropolitana. Cabe recordar, que la ciudad de Londres es mayoritariamente pro-UE. “Sospecho cuál es la respuesta, ahora que Johnson y Farage tienen lo que querían de las abandonadas poblaciones de estos lugares, nunca volverán a pensar en ellos”.

Por su parte, Alexandra Sinclair reconocía en el mismo medio que la historia del Big Ben, de lograr 500.000 libras para que sonara 11 veces, dejaba constancia clara de que "los Brexiteers están interesados solo en el simbolismo y no en la realidad financiera.

¿Y cómo lo celebrará la UE?

En principio bajando la bandera británica que ondeaba en el Parlamento Europeo en Estrasburgo. Después será enviada a un museo, a la Casa de la Historia Europea.