Internacional

Las cinco claves de las primarias demócratas en Nuevo Hampshire

Todo lo que tienes que saber sobre las elecciones de hoy en la batalla por la nominación demócrata

Sin un claro favorito aún y con un número histórico de candidatos, los demócratas luchan hoy por los delegados de Nuevo Hampshire. Todo apunta a que el senador Bernie Sanders será el ganador, pero después de Iowa siempre puede haber sorpresas. Además, a Sanders no le basta cualquier victoria. Estas son las cinco claves a tener en cuenta durante estas apasionantes primarias del Partido Demócrata.

1. No habrá “fallos técnicos”

Tras el caos y la incertidumbre vivida en el recuento de Iowa, los demócratas llegan a Nuevo Hampshire, estado en el que se celebran primarias y no caucus. Una de las principales diferencias es que los votantes solo tienen que acudir a un colegio electoral y votar en secreto, por lo que según apunta la BBC, la participación será mayor.

Asimismo, los votantes de las primarias de Nuevo Hampshire votan usando papel y lápiz, por lo que no deberían producirse ningún problema técnico como los que tuvieron lugar en Iowa.

2. Dos “nuevas caras” que pueden dar la sorpresa

Tulsi Gabbard, miembro de la Cámara de Representantes de EE UU, se mudó desde Hawai a Nuevo Hampshire a finales de 2019. En la casa que alquiló ha celebrado actos de campaña casi todos los días. Incluso según informa la CNN, la congresista invitó a sus simpatizantes a practicar snowboard con ella.

Con todo, no parece la que mudanza esté reportando todo el rédito que le gustaría. Gabbar apenas cuenta con un 3,3% en las encuestas. Por lo que todo apunta a que si no logra un buen resultado en Nuevo Hampshire, su gran apuesta, podría retirarse de la carrera demócrata hacia la nominación.

Por otra parte, quien sí podría dar la sopresa es la senadora por Minesota, Amy Klobuchar.

Klobuchar estuvo centrada en el juicio político contra el presidente Donald Trump, por lo que apenas pudo hacer campañan en Iowa. Sin embargo, a Nuevo Hampshire llega más fuerte después del debate del viernes, en el que incidió (comparando a Pete Buttigieg con Donald Trump) en que la experiencia es importante a la hora de gestionar un país.

De momento, las encuestas la sitúan en tercer lugar, por detrás de Sanders y Buttigieg.

3. A Sanders solo le sirve una victoria (con contundencia)

El senador Bernie Sanders sale a por todas en Nuevo Hampshire. Después de haber sido superado por un desconocido demócrata en Iowa, Sanders tiene que obtener una victoria clara. La ventaja respecto al segundo candidato demócrata debe ser significativa.

Nuevo Hampshire es un estado en el que Sanders logró un maravilloso resultado durante las primarias de 2016. Cuando su principal rival era Hillary Clinton, el senador por Vermont no solo ganó, sino que quedó 22 puntos por encima que la ex secretaria de Estado.

De momento, lidera todos los sondeos con más de 7 puntos de diferencia.

4. Biden no se plantea ganar

Aunque muchos ojos están puestos en el ex vicepresidente Joe Biden, el veterano político no necesita ganar en Nuevo Hampshire. Este no es uno de los estados en los que él y su campaña se planteasen ganar. Biden aspiraba a obtener un muy buen resultado, y por tanto, un buen número de delegados en el próximo “Supermartes”.

Sin embargo, después de los malos resultados de Iowa, son muchos los analistas que creen, que otra derrota podría pasarle factura de cara a parecer menos “presidenciable” entre sus potenciales votantes. Es decir, que en su esperado “Supermartes”, no logre su estrategia, mermado por Iowa y Nuevo Hampshire.

Así que habrá que fijarse en qué puesto queda Biden, obviamente no se plantea ganar, pero no es lo mismo quedar segundo a cuarto o quinto.

5. Buttigieg, ¿flor de un día?

El ex alcalde de South Bend, Indiana, tiene que demostrar que lo suyo no fue un golpe de suerte sino que cuenta con el respaldo de las bases demócratas. Esta semana se ha puesto en el foco después de su victoria en Iowa y varios candidatos han salido a criticar su falta de experiencia.

Pete Buttigieg ha insistido en sus políticas más moderadas y en que los votantes de Iowa y Nuevo Hampshire saben pensar por sí mismos, un claro mensaje a aquellos demócratas que están cansados del “establishment”.

Las encuestas le sitúan en segundo lugar. ¿Logrará mantenerse en el podio?