Acusado un hombre de 52 años por el asesinato de la periodista norirlandesa Lyra McKee

La joven, de 29 años, fue tiroteada en Londonderry en abril del pasado año. El detenido es miembro del Nuevo IRA -grupo opuesto al acuerdo de paz- al que se acusa también de posesión de arma de fuego

La reportera Lyra McKee fue asesinada el año pasado en Derry en el transcurso de unos enfrentamientos entre manifestantes y la Policía
La reportera Lyra McKee fue asesinada el año pasado en Derry en el transcurso de unos enfrentamientos entre manifestantes y la Policía

Un hombre de 52 años fue acusado este miércoles del asesinato de la periodista Lyra McKee, quien perdió la vida en abril del año pasado tras ser alcanzada por un tiro cuando presenciaba unos disturbios en Irlanda del Norte, en un incidente reivindicado por el Nuevo IRA. El grupo de disidentes incrementó su actividad coincidiendo con la tensión que ha generado el Brexit respecto a la frontera con la República de Irlanda.

Un portavoz del Policía de Irlanda del Norte precisó que el sospechoso, que fue detenido el martes junto con otros tres individuos en Derry, fue imputado también “por posesión de arma de fuego con intención de poner vidas en peligro y pertenencia a un grupo proscrito”. El acusado comparecerá este jueves ante un tribunal de Derry, en el noroeste de Irlanda del Norte.

Los otros detenidos, de 20, 27 y 29 años, fueron capturados después de que la Policía realizara registros en varios inmuebles de la ciudad. Hasta la fecha, las autoridades habían arrestado a varios sospechosos, pero ninguno había sido acusado del asesinato, que conmocionó a la sociedad irlandesa.

El Nuevo IRA, una escisión del ya inactivo Ejército Republicano Irlandés (IRA) opuesta al proceso de paz, se responsabilizó de la matanza de la periodista de 29 años y pidió disculpas a sus familiares y amigos en un comunicado remitido a un medio norirlandés. En esa nota, el Nuevo IRA afirmó que McKee “fue trágicamente asesinada mientras estaba al lado de las fuerzas enemigas”, en referencia a los agentes .

La periodista y escritora, natural de Belfast, y que no estaba trabajando en el momento del suceso, era todo un referente para la comunidad gay de Irlanda del Norte por su labor como activista por los derechos de ese colectivo. Estaba a punto de comprometerse con su novia. Trabajaba como editora del portal digital con sede en Californa Mediagazer, especializado en información sobre la industria de los medios de comunicación.