¿Quién es Piotr Pavlenski? El artista radical que ha filtrado el vídeo íntimo del amigo de Macron

El performance ruso de 35 años se clavó su escroto en los adoquines de la Plaza Roja en una de sus actuaciones artísticas

Piotr Pavlenski, ruso de 35 años de edad, es un personaje complejo y excesivo. El artista-activista ha protagonizado numerosas performances políticas, entre las más conocidas está cuando se cosió la boca en apoyo del “Pussy Riot", las jóvenes condenadas a dos años de prisión por “profanar” la Catedral de Cristo Salvador en Moscú durante una “oración punk” en la que criticaban abiertamente al presidente Vladimir Putin. Pero su figura mediática se disparó a nivel internacional cuando clavó su escroto en los adoquines de la Plaza Roja. Una parte de su fama procede de sus asiduas provocaciones al Kremlin. Desde hace más de tres años reside en Francia. En octubre de 2016 publicó la edición francesa de su libro “El Caso Pavlenski: la política como arte”.

Es hijo de un padre que murió de alcoholismo y una madre que fue enfermera psiquiátrica. En Moscú publica “El Caso Pavlenski: la política como arte” mientras está internado en un asilo, sin llegar a ser declarado como demente. En diciembre de 2016, sale apresuradamente de la ciudad después de ser acusado, junto con su novia, de agresión sexual por parte de una joven actriz.

Incendió de una de las puertas de la sede de la antigua KGB y es perseguido políticamente. El artista obtuvo asilo político en Francia en mayo de 2017. Ese mismo año, recibió una condena de diez años de prisión en su país por supuestos “cargos falsos”. Fue la Oficina Francesa de Protección de Refugiados y Apátridas quién le concedió la condición de refugiado político. Inicialmente, él y su pareja se alojaron en una librería experta en literatura rusa llamada Le Globe, en el Marais, en París.

El activista ruso Piotr Pavlenski ha vuelto hoy al centro de la polémica. El jueves por la noche se atribuyó en una entrevista publicada por el periódico “Libération”, la difusión de vídeos y mensajes de carácter sexual atribuidos a Benjamin Griveaux. Estos vídeos son el origen de la retirada de la candidatura de Griveaux a la alcaldía de París. Pavlenski habría declarado tener estos contenidos a través de una “fuente” que “tuvo una relación consensuada con Benjamin Griveaux”.

Con un conocido gusto por las provocaciones, ha prometido que esto sólo es el punto de partida de una serie de revelaciones que están por venir. “¡Qué alivio! Qué orgullo”, así ha reaccionado Dominique Beyreuther Minkov, abogado del artista y de su compañera Oksana Chaliguina, en “Le Fígaro”.

Hasta que punto la filtración del vídeo sexual del ex portavoz del Gobierno francés puede convertirse en la enésima pieza artística de este performance francés está por ver. Lo qué sí podemos afirmar es que ha vuelto a las principales portadas de los medios internacionales.