Publicidad
Publicidad
Internacional

Un vídeo sexual termina con la carrera del candidato de Macron a la Alcaldía de París

Benjamin Griveaux, exportavoz del Gobierno y estrecho colaborador del presidente francés, aparece manteniendo relaciones sexuales con una amante

A 30 días de las elecciones municipales en Francia, Macron ha sufrido un duro golpe de difícil recomposición. Su candidato a la Alcaldía de París, Benjamin Griveaux, se ha retirado dejando sin cabeza de lista a La República en Marcha en el principal consistorio en juego de toda Francia. El motivo: la filtración de un vídeo sexual en el que aparentemente aparece el propio Griveaux.

Publicidad

“Desde hace un año, mi familia y yo hemos sufrido declaraciones difamatorias, mentiras, rumores, ataques anónimos, revelación de conversaciones privadas robadas y amenazas de muerte. Este torrente de lodo me ha afectado, pero sobre todo ha molestado a personas a las que quiero”, lamenta Griveaux en un vídeo difundido por la cadena BFM TV.

No deseo exponernos aún más, a mi familia y a mí, cuando todos los golpes están permitidos. Esto va demasiado lejos”, ha declarado este viernes el propio Griveaux, con semblante compugido, solo, minutos antes de una reunión de urgencia de su equipo, denunciando ser víctima de “ataques innobles”.

Los rumores sobre el vídeo privado empezaron a circular en la tarde del jueves, alentados en las redes sociales. Piotr Pavlenski, un artista ruso refugiado en Francia y condenado en 2019 a un año de prisión por incendiar una sede del Banco de Francia, se atribuyó la difusión del vídeo. En declaraciones al diario “Libération”, Pavlenski afirmó que el vídeo provenía de una “fuente” que había mantenido una relación consentida con el político macronista y que lo que pretendía con su difusión era desenmascarar a un candidato, Griveaux, que estaba apoyando su campaña en el modelo de familia tradicional.

“Es alguien que siempre hace referencia a los valores familiares, que se autodenomina el alcalde de las familias parisinas y pone siempre como ejemplo a su esposa y a sus hiijos. Pero en su vida diaria hace todo lo contrario” ha declarado el artista ruso, que admite no tener miedo por las repercusiones judiciales que este asunto va a acarrearle.

Publicidad

Según varios medios franceses, Griveaux se habría entrevistado con el presidente Macron la noche anterior valorando la filtración del vídeo, aunque no está claro si la iniciativa de abandonar la campaña partió de él mismo o fue el propio Macron quien tomó cartas en este espinoso asunto.

La renuncia supone un revés para el propio Macron, ya que las municipales se presentaban difíciles para LREM a nivel nacional y especialmente en la capital. Más allá de las diferencias políticas, casi toda la clase política francesa en bloque ha condenado la difusión de dichas imágenes así como la violación de la vida íntima del candidato. La actual alcaldesa de París, Anne Hidalgo, hizo un llamado «al respeto de la vida privada y de las personas».

Publicidad

Griveaux, de 42 años, exportavoz del Gobierno y perteneciente al círculo de colaboradores más íntimo del presidente, era el candidato macronista a las municipales del 15 y el 22 de marzo. Procedente del ala liberal del Partido Socialista, había cortejado el voto conservador parisino en la campaña, aspirando a enfrentarse en una eventual segunda vuelta con la actual alcaldesa, la socialista Anne Hidalgo, que lidera los últimos sondeos.

Griveaux se encontró además con un obstáculo imprevisto: la candidatura alternativa en París de otro diputado de La República en Marcha, el matemático Cédric Villani, un personaje excéntrico con notable carisma. Macron terció a finales de enero en favor de su amigo Griveaux y, tras desobedecer al líder, Villani acabó expulsado del partido. La difusión de este vídeo pone punto y final a una candidatura que ya iba en descenso desde hace varios meses. Miembros de su equipo de campaña aseguraban incluso no saber por qué los mensajes y propuestas de Griveaux no calaban en la ciudadanía.

Para Macron las municipales son vitales en su estrategia de futuro político. Necesita consolidar a su partido sobre el territorio, aún sin la maquinaria de los partidos tradicionales en las regiones francesas, y reafirmar su planteamiento político de cara a la reelección en el 2022. Los últimos años han sido difíciles. La revuelta de los ‘chalecos amarillos’, la huelga contra la reforma de las pensiones y otros conflictos han erosionado su popularidad e hipotecan su proyecto transformador de Francia.