Un almuecín apuñalado en el cuello en la mezquita central de Londres

El autor de la agresión, un hombre blanco de 29 años, ha sido arrestado y enviado a dependencias policiales

Agentes de Scotland Yard se despliegan en los alrededores de la mezquita de Londres/REUTERSSIMON DAWSONReuters

Un hombre fue detenido esta tarde por intento de asesinato tras apuñalar a uno de los responsables a llamar a la oración en la Mezquita Central de Londres, situada en Regent’s Park, una de las más emblemáticas de la capital británica. La víctima, de alrededor de 70 años, fue atendida por los servicios de urgencia y trasladada luego al hospital, pero no se teme por su vida.

Los hechos tuvieron lugar poco después de las 15.00 horas local. Cuando la Policía acudió al lugar al templo se encontró con un hombre que presentaba varias puñaladas. Allí mismo, detuvieron al agresor. Hasta el momento, tan solo se sabe que era un joven de 29 años de raza blanca que fue trasladado a una comisaría del centro de la capital. A última hora de la tarde, Scotland Yard no había relacionado el ataque con atentado terrorista. En cualquier caso, la investigación continúa.

Los hechos tuvieron lugar poco después de las 15.00 horas local. Cuando la Policía acudió al lugar al templo se encontró con un hombre que presentaba varias puñaladas. Allí mismo, detuvieron al agresor. Por la tarde solo se sabía que era un joven de 29 años de raza blanca que fue trasladado a una comisaría del centro de la capital. A última hora de la tarde, Scotland Yard no había relacionado el ataque con atentado terrorista. En cualquier caso, la investigación continúa.

Según el canal de noticias Sky News, el ataque sucedió durante la oración de la tarde y la víctima fue el almuecín, quien llama a la oración en las mezquitas, quien sufrió la agresión cuando se encontraba en la parte posterior de la sala. En el momento de los hechos se estima que había unas 300 personas dentro de la Central London Mosque, considerado uno de los mayores templos del país y con capacidad para albergar a unos 5.000 fieles.

Nota de la Policía de Londres

El primer ministro, Boris Johnson, expresó su pesar por el ataque. “Es terrible que esto ocurra, especialmente en un lugar de oración. Mis pensamientos están con la víctima y con todos los afectados”, escribió en Twitter. También condenó los hechos el alcalde de Londres, el musulmán Sadiq Khan, quien se mostró “profundamente preocupado” por lo sucedido. “Todo londinense tiene derecho a sentirse seguro en su lugar de culto y quiero asegurar a las comunidades de Londres que los actos de violencia en nuestra ciudad no serán tolerados”, señaló, subrayando que la Policía había desplegado recursos adicionales en la zona.

En junio 2017, un hombre atropelló a varias personas con una furgoneta al salir de la mezquita, acabando con la vida de una de ellas, en un ataque que las autoridades describieron luego como atentado terrorista.