El aliado y amigo de Trump, Roger Stone, condenado a más de 3 años de cárcel por la trama rusa

El presidente Trump recuerda que tiene poder para indultar: “Soy el máximo responsable de la aplicación de las leyes en el país”

Former Trump campaign adviser Roger Stone departs following sentencing at U.S. District Court in Washington
LEAH MILLISReuters

40 meses de prisión, 2.000 dólares de fianza, dos años de libertad vigilada y 250 horas de servicio a la comunidad. Es la sentencia impuesta a Roger Stone, quien fue estrecho colaborador del presidente Donald Trump, por su implicación en la llamada “trama rusa” y condenado a cumplir esa pena por mentir al Congreso bajo juramento para proteger al presidente Donald Trump.

Pero Stone, que tiene 67 años, no tendrá que cumplir aún con la sentencia y, muy probablemente, nunca lo haga. El presidente Donald Trump podría estar considerando otorgarle el indulto.

Soy el máximo responsable de la aplicación de las leyes en el país”, insistió el presidente estadounidense, calificando la sentencia de “injusta” aunque, por ahora, asegura que “he decidido no hacer nada”.

Trump prefiere esperar a que la petición de los abogados de Stone salga adelante y se repita el juicio de su ex asesor electoral. De no cumplirse esa solicitud, el presidente estaría dispuesto a otorgarle el perdón.

Pero la polémica esta servida y la independencia el poder judicial queda de nuevo en entredicho en Estados Unidos. Y es que el fiscal general William Barr ya rebajó la sentencia de Stone, atendiendo a la presión de los tuits del presidente Donald Trump, pero su implicación no fue suficiente.

Roger Stone gets 40 months
Phil McAuliffe Phil McAuliffe

Barr aseguró que le resulta “imposible” realizar bien su trabajo en estas condiciones, pero los demócratas lo consideran una maniobra de distracción para demostrar que el poder judicial no se deja influir por la Casa Blanca.

Trump sugirió, al conocer la sentencia de Stone, que estaría considerando utilizar su poder de clemencia para perdonar a su colaborador si un juez no aceptara un nuevo juicio. Los últimos indultos y conmutaciones de pena de Trump han roto con el perfil de los indultos presidenciales, a excepción de cuatro mujeres condenadas por delitos de drogas o fraude en el cobro de un seguro a las que recientemente ha perdonado.

Pero en el resto de los casos, el presidente ha otorgado el indulto a conocidos personajes de la vida pública y empresarial, pudientes, condenados por fraude financiero y corrupción.

Indultos que agravan la crisis en el poder judicial de Estados Unidos.