Un policía muerto y docenas de heridos en Nueva Delhi en disturbios por la visita de Trump

Los enfrentamientos tuvieron lugar horas antes de que Trump se reuna mañana con el primer ministro indio, Narendra Modi.

Ciudadanos indios se echan a las calles para protestar contra la nueva Enmienda de ley de Ciudadanía. EFE/EPA/STRSTREFE

La Policía de Nueva Delhi ha tenido que usar gas lacrimógeno y granadas de humo al tener problemas para dispersar a las masas, que convirtieron las calles en un campo de batalla en el que piedras y demás objetos volaban por los aires. Por el momento se contabiliza únicamente una víctima mortal, un agente de policía, aunque hay rumores sin confirmar acerca de que habría otro civil fallecido. La cifra de heridos se sitúa en 35 hasta ahora.

Según informa la agencia Reuters, por las calles de la capital se pueden ver coches en llamas, barricadas de metal derribadas e importantes cantidades de humo. Las fuerzas de seguridad presentes se vieron ampliamente superadas en número, de ahí las dificultades para contener a los manifestantes.

El origen de las protestas es el nuevo proyecto de ley que otorgará derechos de ciudadanía india a los refugiados de comunidades hindúes, jainistas, budistas, sijs, parsi o cristianas procedentes de Afganistán, Bangladesh y Pakistán. Esto ha traído como consecuencias acusaciones de socavamiento de las tradiciones seculares indias, para el primer ministro Modi y su partido Bharatiya Janata (BJP).

El BJP niega cualquier prejuicio contra la minoría musulmana de la India, formada por más de 180 millones de personas, sin embargo, los opositores han estado protestando y acampando en varias zonas de Nueva Delhi durante más de dos meses. Los enfrentamientos del lunes fueron de los peores vistos en Nueva Delhi desde que comenzaron las protestas contra la Ley de Enmienda de la Ciudadanía (CAA) a principios de diciembre.

La policía ha impuesto una ley de emergencia, que prohibía cualquier tipo de concentración en las zonas afectadas por la violencia. Los manifestantes confrontados por motivaciones religiosas, unos saludaban repetidamente al dios hindú Ram mientras lanzaban piedras al grupo predominantemente musulmán que se oponía a la nueva ley.

El ministro del Interior adjunto de la India, G. Kishan Reddy, dijo durante la visita de Trump que la violencia era una “conspiración para avergonzar a la India a nivel mundial”. Desde el Gobierno se ha señalado también que se han desplegado fuerzas de seguridad adicionales y que se hará todo lo posible para mantener el orden.