Huye a Turquía la niña a la que su padre hacía reír en la guerra

Salwa y su familia se encuentran ya a salvo

Abdulá Abu Salwa grabó un vídeo jugando con su hija de tres años que se ha hecho viral/EFE
Abdulá Abu Salwa grabó un vídeo jugando con su hija de tres años que se ha hecho viral/EFEGhaith AlsayedAP

Salwa ya no tendrá que temer más a los aviones ni las bombas. Desde ayer está a salvo con su padre Abdulá Abu Salwa en un campo de refugiados sirios de Reyhanli, sur de Turquía. Abu Salwa llevaba tiempo pensando en marcharse de Siria con su mujer y su hija, pero «últimamente las fronteras estaban cerradas y no podía pagar los 1.200 dólares a un ‘‘coyote’’ que los cruzara como ilegales a Turquía», relató a LA RAZÓN por whatsApp.

«Ahora estamos legales aquí. Mi hija irá al colegio y tendremos una vida mejor», señala emocionado en un mensaje. Hace solo una semana su vida era una auténtica pesadilla teniendo que huir de Seraqib, en Idlib, para salvar la vida de la pequeña Salwa.

Su historia se hizo famosa después de que se grabara un vídeo y lo subiera a las redes sociales en el que jugaba con su pequeña a ¿bomba o avión? Y ésta se reía a carcajadas cada vez que escuchaba el estallido de una bomba. La grabación se hizo viral con 2,7 millones de visualizaciones hasta el momento y las autoridades de Ankara se pusieron en contacto con ellos y los han llevado a Turquía. En declaraciones a medios turcos, Abu Salwa se mostró muy feliz y quiso dar las gracias al pueblo turco y a Erdogan por el apoyo que siempre han dado al pueblo sirio, en referencia a que más de tres millones de compatriotas refugiados en Turquía. «Espero que la guerra en Siria pueda acabar pronto, y poder regresar», anheló.

En las fotografías publicadas en los medios turcos, se ve a Salwa correteando feliz con un avión de juguete en la mano a la entrada de uno de los campamentos de desplazados gestionado por las autoridades turcas en Reyhanli, a una docena de kilómetros de la frontera.