¿El Brexit supondrá el final del Erasmus en Reino Unido?

Los conservadores de Johnson rechazaron el mes pasado una enmienda a favor de incluir el programa de intercambio de estudiantes europeos como parte del acuerdo de las futuras relaciones

El comisario europeo de Educación, Tibor Navracsics, analiza el desarrollo del programa Erasmus en una rueda de prensa en la sede de la Comisión Europea en Bruselas
El comisario europeo de Educación, Tibor Navracsics, analiza el desarrollo del programa Erasmus en una rueda de prensa en la sede de la Comisión Europea en Bruselas

El próximo lunes comienza de manera oficial la negociación sobre las relaciones futuras entre Reino Unido y la Unión Europea. Aspectos como el acuerdo de pesca y los acuerdos comerciales están adquiriendo un protagonismo importante. Sin embargo, hay otro que afecta a los jóvenes estudiantes y a las generaciones futuras en un ámbito capital como la educación, y es que el mes pasado el Gobierno de Boris Johnson rechazó una enmienda propuesta por los liberal demócratas, que pedía la inclusión del programa Erasmus+ como uno de los acuerdos a revisar.

Esto no quiere decir que Reino Unido vaya a dejar de formar parte de este programa de forma definitiva, sino que actualmente no figura entre las prioridades del número 10 de Downing Street. Los beneficios a corto y largo plazo de este programa estudiantil son innumerables, más allá del apartado económico, pues las experiencias vitales que se llevan los jóvenes son inolvidables. Muchos de ellos, una vez finalizadas sus carreras, comienzan a desarrollar sus carreras laborales en los países donde han ido a estudiar de intercambio.

En el caso de Reino Unido, el 53% de los jóvenes que se marchan a estudiar al extranjero lo hace a través del programa Erasmus+. Continuando con este apartado estadístico, en 2017, 16.561 estudiantes británicos participaron en este programa, mientras que 31.727 alumnos de la Unión Europea fueron de intercambio al otro lado del Canal de la Mancha.

La diputada liberal demócrata Layla Moran, quien presentó en la Cámara de los Comunes esta enmienda para ser incluida en el Proyecto de Acuerdo de Retirada, dijo que “no habría que pensárselo dos veces antes de incluirlo”. Además, señaló que “para los estudiantes, los jóvenes, los que están en formación y el personal que trabaja en el sector de la educación, el programa Erasmus ha sido absolutamente increíble”.

Un miembro del Departamento de Educación afirmó a la “BBC” que “el Gobierno se compromete a continuar la relación académica entre Reino Unido y la Unión Europea, incluso a través del próximo programa Erasmus... si nos interesa hacerlo. La votación no cambia eso”. En esta línea, añadió que “al entrar en negociaciones con la Unión Europea, queremos asegurarnos de que los estudiantes británicos y europeos puedan seguir beneficiándose mutuamente de los sistemas educativos líderes en el mundo”.

En cuanto al apartado económico, cabe señalar que se mantendrán las subvenciones a los estudiantes, tal y como se venía haciendo hasta ahora. Un informe del Comité para la Unión Europea de la Cámara de los Lores ha informado de que las consecuencias de un posible abandono del programa podrían ser fatales, viéndose afectadas no solo las posibilidades de futuro de los alumnos, sino también las de las universidades.

Los acuerdos del programa Erasmus+ se desarrollan en períodos de siete años, siendo el próximo entre 2021 y 2027. A este respecto, la Comisión Europea ha propuesto duplicar la financiación para los próximo siete años hasta los 30.000 millones de euros. Por último y más allá de los datos, cabe la posibilidad de que, aunque Reino Unido decida participar en el próximo ciclo, se vea incapacitado temporalmente como consecuencia de las negociaciones entre Londres y Bruselas.